Toyota se alía con Uber y Amazon para crear coches autónomos que sirven para todo tipo de transporte

Toyota se alía con Uber y Amazon para crear coches autónomos que sirven para todo tipo de transporte

Lo nuevo de Toyota es un coche autónomo para todo tipo de trabajos, que ha interesado a Amazon y a Uber por su modularidad.

Hay muchas compañías desarrollando tecnología autónoma para sus coches, pero la mayoría tienen en común que son evoluciones de los coches actuales.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que es posible que en el futuro no tengamos las limitaciones que tenemos ahora.

El coche autónomo para todo tipo de trabajos

El e-Palette es un concepto presentado hoy por Toyota que se centra en esas posibilidades. Estamos ante un vehículo modular, que puede cambiar y evolucionar dependiendo de nuestras necesidades; que puede hacer tanto de mini-bus como de furgoneta o coche particular.

Toyota ha formado una coalición para investigar el uso de este tipo de vehículos, la e-Palette Alliance; y los nombres que nos encontramos son fuertes, como Amazon o Uber, además de empresas que no son de tecnología, como Pizza Hut. Aunque estas empresas pertenecen a sectores muy diferentes, la idea es que un coche como el e-Palette sea capaz de adaptarse a todas sus necesidades.

coche autónomo para todo tipo de trabajos

El coche no se parece a ninguno de la actualidad, y es por un buen motivo; con este diseño, puede hacerse más largo, añadir más ruedas, o incluso convertirse en un pequeño robot de reparto de pizza. La tecnología debajo de todo eso es la misma, y por supuesto usa un motor eléctrico.

Por qué Amazon y Uber están interesadas en este concepto

Los conceptos mostrados son muy interesantes. Hay algunos que consisten en compartir el viaje, algo que interesará a Uber; pero en vez de ir cuatro personas en un coche, este concepto es más parecido a un mini-bus para cortas distancias en el que vamos de pie. Como el interior no tiene columnas ni ninguna estructura que moleste, hay suficiente espacio para varias personas; incluso podría servir como una habitación de hotel móvil con el mobiliario adecuado.

Por supuesto, Amazon estará más interesada en enviar sus paquetes usando estos vehículos; y Pizza Hut querrá un pequeño vehículo que pueda llevar sus pizzas a tiempo sin que se enfríen. Incluso podría servir como tienda con ruedas; desde restaurantes a talleres, podrían aparcar en cualquier sitio para ofrecer su servicio.

La modularidad también se aplica a la API, que permitirá el acceso a los sensores y sistemas del interior; podrá ser completamente programable dependiendo del tipo de trabajo. Además, podrá recibir actualizaciones en tiempo real, por ejemplo para adaptarse a las necesidades de los clientes. Es decir, el cliente no tendría que comprar un taxi y un vehículo de carga, sólo tendría que adaptar el vehículo.

Toyota tiene como objetivo iniciar las pruebas a principios de 2020, y posiblemente aparezca en los Juegos Olímpicos de Tokyo de ese año.