El simple error que envió avisos de misil nuclear a los smartphones de Hawái

El simple error que envió avisos de misil nuclear a los smartphones de Hawái

Un mensaje de ataque nuclear en smartphones ha provocado el caos en Hawái. Una falsa alarma fruto de un simple fallo humano.

La inestable situación internacional ha revivido el miedo a la guerra nuclear que habíamos olvidado después de la caída de la Unión Soviética. Y percances como el ocurrido el pasado 13 de enero en Hawái no ayudan.

Fue a las ocho y siete minutos de la mañana cuando los habitantes de las islas estadounidenses recibieron un aviso en sus smartphones, todo en mayúsculas.

“Alerta de misil balístico con objetivo Hawái. Busquen refugio inmediato. Esto no es un simulacro”

El caos y la confusión se extendió por todo el estado. Esta no era una broma pesada de un cualquiera; el mensaje provernía del IPAWS, el sistema de alerta pública integrado tanto en los smartphones modernos como en las retransmisiones de televisión.

Por qué se envió el mensaje de ataque nuclear en smartphones

(FEMA)

Un sistema diseñado para enviar avisos, consejos y declaraciones oficiales en situaciones de emergencia. Como por ejemplo, el lanzamiento de un misil nuclear dirigido a territorio nacional.

Afortunadamente, todo fue un error humano. No había ningún misil. EEUU no estaba siendo atacada por Corea del Norte. Según explicó el gobernador de Hawái, “un empleado pulsó el botón equivocado”. Aparentemente, un sistema tan importante no es muy difícil de activar.

(FEMA)

Según los que han trabajado en servicios similares, el sistema probablemente es una interfaz de ordenador normal y corriente, en el que los operadores pueden usar el ratón para seleccionar distintos tipos de alertas en un menú. El error ocurrió en el cambio de turno; en ese momento el protocolo dicta que el empleado debe probar los sistemas con un test, pero se equivocó y pulsó en la opción real.

El día que tuvimos que buscar información de un ataque nuclear en Twitter

Cualquiera que no siguiese la cuenta de Twitter del servicio de emergencias de Hawái no sabía nada de esto. Durante 36 largos minutos, los smartphones no recibieron ningún mensaje adicional; y eso llevó al pánico, a familias buscando con prisas el mejor sitio en el que soportar el impacto de una bomba nuclear.

Aunque el sistema es fácil de usar para enviar mensajes predeterminados, enviar un mensaje personalizado es más difícil. La lógica es que, en mitad de un ataque real, no quieres ponerte a pensar en la mejor manera de explicar la situación; es mejor tener mensajes predeterminados que se activan con un click.

Hasta que llegó el mensaje que advertía que todo era una falsa alarma, la ciudadanía se tuvo que fiar de mensajes en carteles en la carretera o de redes sociales. Y todo el mundo sabe lo poco fiables que son las redes sociales para informarse.

Ahora que la tranquilidad ha llegado a las islas, los dedos empiezan a apuntarse los unos a los otros. Hay quien se pregunta qué estaba haciendo el gobierno federal mientras ocurría esto, qué estaba haciendo el presidente del gobierno mientras parte de su población se preparaba para lo inevitable. Las agencias del gobierno sabían que la alarma era falsa, pero a nadie se le ocurrió decírselo a los hawaianos.

Cualquier smartphone moderno es capaz de recibir este tipo de mensajes de emergencia; ahora hemos aprendido las consecuencias que ocurren si no se usan de manera adecuada.

  • Naxx

    Menuda bronca se habrá llevado el becario xD