Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Las aplicaciones web han mejorado considerablemente en los últimos tiempos, sería impensable hace unos años editar una foto online, y ahora sin embargo nos parece imposible seleccionar un servicio y dejar otros de lado porque hay tantos y funcionan tan bien que se pueden adaptar a múltiples tareas y usuarios. En vez de abrir un programa local que puede tardarte tiempo en cargar, para corregir unos ojos rojos en una foto, o reescalarla, abre tu navegador y sorpréndete.

Algunos son simples efectos pequeños, con otros puedes hacer obras de arte completamente nuevas y originales, según el tipo de usuario que seas podrás elegir la que más te interese porque prácticamente todas están muy bien orientadas a una tarea específica, hacer unos efectos o un retoque más o menos rápido.

Imageoid

Se trata de un servicio nuevo que sólamente se centra en realizar pequeños efectos a tus fotos. Las subes y seleccionas el efecto de la galería en el que se ve un previo.

Los efectos son acumulativos y hay que tener en cuenta que no hay marcha atrás, si no te gusta la cadena el último efecto tienes que comenzar desde el principio. Una vez terminada tu obra puedes bajarte la imagen a tu escritorio.

Aunque el servicio está recién nacido como quien dice parece prometer por su sencillez. Esperaremos a sus prometidos nuevos efectos y le seguiremos la pista.

Enlace | Imageoid

Pixlr

Este servicio es un 2×1 porque se trata de un servicio express de efectos y edición rápida y a la vez un potente editor que podría tener todo lo que le puedas pedir a un software de escritorio. La versión express nos da lo que ofrece, sencillez, rapidez y efectividad.

Subes la foto de tu ordenador o la cargas online desde una url y a la derecha te salen unos menús con 3 categorías: básico, ajustes y efectos fotográficos. Tenemos que decir que esta vez tenemos marcha atrás para nuestros ajustes y efectos. Puedes girar, escalar y retocar tu foto de mil maneras de manera muy intuitiva.

No nos olvidemos que si nuestro trabajo requiere más detalle, si queremos tener capas, ajustes detallados, selecciones y montajes podemos usar su modo editor normal, es un servicio que merece la pena tener siempre en nuestros marcadores.

Enlace | Pixlr

Psykopaint

¿Siempre has querido ser Dalí, pero nunca has sabido pintar cuadros? N0 te preocupes, porque psykopaint nos da la solución. En vez de estudiar Bellas Artes muchos años puedes abrir el navegador, cargar una foto, elegir un tipo de pincel y el resto lo hará psykopaint y la maña que tengas con el ratón. Los efectos son muy sorprendentes y además adictivos. Puedes subir cualquier foto que quieras convertir en una preciosa pintura o simplemente empezar de cero con un lienzo en blanco. Está tan bien explicado, con sus microtutoriales cuando pones el ratón sobre una herramienta que es muy fácil aprender a usarlo y los resultados están muy logrados. Disponemos de comandos y teclas rápidas, deshacer, borrar, incluso hay capas. Aunque no tenga la utilidad de retoque rápido que tienen otros, nos da la posibilidad de hacer cosas muy vistosas en muy poco tiempo.

Enlace | Psykopaint

Befunky

Esta herramienta también apuesta por la sencillez, por eso ha separado las características en pequeñas mini herramientas que lanzas según tus necesidades. Hay un pequeño módulo para cada herramienta. Después dispondremos de una lista de elementos a la izquierda para editar la foto. Si te quedas con ganas de más efectos puedes mejorar la aplicación por 2$ al mes. Lo bueno de ello es que tienes una opción para cargar las fotos directamente desde muchas redes sociales: facebook, photobucket, myspace, flikr y picasa. De todas formas estas mismas características las podemos tener en otros servicios como picnik.

Enlace | Befunky

Picnik

Picnik pasó a manos de Google en 2010 y lo integró como editor de su servicio Picasa. Sin duda es un gran programa con el que podemos hacer tanto retoques pequeños como grandes ediciones, aunque sin duda alguna está orientado para la gente que tiene pocos conocimientos, como pasa con befunky.

Está organizado en pestañas muy cómodas separando la edición del retoque. Lo vemos más maduro y mucho mejor servicio que befunky aunque también puedes mejorar ligeramente la aplicación por 2$ al mes con lo que consigues más filtros y en definitiva agregados infantiles y poco profesionales de los que puedes pasar tranquilamente.

Para editar, corregir colores o algún defecto o cortar una imagen o unos álbumes de picasa rápidamente es sin duda el mejor, por su integración con facebook, photobucket, myspace y  flikr. Las características de estos dos últimos son tan similares que no sabemos quién imita a quién, pero lo que si sabemos es que como usuarios nos beneficia notablemente tanta oferta.

Enlace | Picnik

En conclusión todo depende del usuario, si tuvieramos que dar un veredicto nos quedaríamos con pixlr y con psycopaint, por funcionalidad, facilidad de uso y originalidad.