Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

El mercado de la telefonía móvil es un tema muy interesante, ya que es tan grande y abarca tantos márgenes que refleja perfectamente las situaciones de diferentes países y continentes. Cuando vimos cómo en la última presentación de Nokia se centraron más en sus terminales de gama baja que en el Lumia 800 dedicándolos a usuarios africanos y asiáticos nos nos extrañó demasiado, porque el mercado y el dinero no sólo está en vender teléfonos muy caros, sino en vender muchos millones de terminales asequibles que puedan llegar a cualquier usuario.

Debido a estas estrategias hoy en día nos encontramos con que China ya es el país en el que más terminales móviles se venden en todo el mundo, superando a EEUU que hasta ahora dominaba. Si miramos más globalmente y nos centramos en los continentes las cosas también cambian, porque África acaba de adelantar a Sudamérica y sólo está por detrás de Asia en cuanto a activaciones se refiere.

Si uno no piensa demasiado en esto lo primero que le vendrá a la cabeza como primera potencia de usuarios de telefonía móvil será EEUU. En todo caso le vendrán imágenes de Japón o algún país de Europa, pero la imagen que tenemos es de usuarios de teléfonos muy potentes, siempre a la última, esperando su actualización de Ice Cream Sandwich para su Samsung Galaxy S II o probando las infinitas posibilidades de Siri desde su iPhone 4S.

Sin embargo estamos pensando en un mundo muy alejado de la realidad. Lo cierto es que estos casos no son para nada la mayoría, ya que muchos países de África y Asia no tienen un poder adquisitivo tan alto como para llegar a poder comprar estos terminales. Y los fabricantes saben esto. Lo que comentaba antes sobre los modelos Asha de Nokia es parte del ejemplo, y por eso ninguno nos escandalizamos cuando hace unas semanas analizábamos en El Androide Libre las cifras de ventas de teléfonos móviles en el tercer trimestre de 2011, donde Nokia era el primero con un 23.9% del mercado.

Y es que es en los terminales de gama baja donde se nota esto, porque se venden mucho más, y son además mucho más fáciles de vender. Aquí es donde está la clave de las cuotas de mercado y el por qué China ya ha superado en teléfonos vendidos a EEUU. Uno de los putos más importantes aquí viene de la mano de Android, que ya tiene el 52.5% del mercado de smartphones, y de cómo ZTE ha sacado provecho. Este fabricante chino no es que venda mucho, es que ya produce más terminales que Apple, y esto es clave para que China haya crecido tanto en este sector.

Por ahora China no supera en demasiado a EEUU, ya que las cifras son de 23.9 millones de teléfonos vendidos durante el tercer trimestre de 2011 en el primero frente a los 23.3 millones en el segundo. Lo que ocurre es que debido a todo lo comentado sobre terminales cada vez mejores de bajo coste y la popularidad de Android y ZTE, en China se siguen esperando grandes crecimientos de ventas, esto ha sido sólo el principio. De hecho se estima que para Mayo de 2012 la cifra de activaciones móviles ya haya alcanzado los mil millones, una auténtica barbaridad.

Aquí también entra en juego lo que comentábamos esta mañana sobre Bada y Samsung, ya que el entrar fuerte en un mercado de terminales baratos con un sistema operativo decente puede ser clave a la hora de hacer recuento de cifras.

Mirando de nuevo a África repasemos las cifras. Hasta ahora el mercado móvil estaba dominado por China, seguido de América del Sur. Pero esto acaba de cambiar, ya que con 620 millones de activaciones móviles en el último año África se ha colocado como segunda en esta lista de los más deseados por fabricantes de terminales de bajo coste. Algo curioso que ha significado este gran aumento de activaciones en África es que en algunos países se ha traducido en rebajas de precio en las tarifas de hasta un 60% en tan solo un año.

Y el mercado de la telefonía móvil seguirá creciendo y cambiando la forma de comunicarse de las personas en todo el mundo. No es lo mismo un gama baja ahora que hace 5 años, las cosas han cambiado mucho, pero lo que no cambiará es que los países más pobres son paradójicamente los que hinchan las cifras de ventas de los fabricantes.

Fuente | Gigaom | ReadWrite