Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Para muchos la nube sigue siendo un concepto abstracto difícil de entender, pero cada vez es más extendido su uso y mayor su utilidad. Lejos de ser un simple almacén de archivos, la nube puede aportarnos muchísimo más y cada poco tiempo van saliendo nuevas perlas que así lo demuestran.

Y uno de estos servicios tal vez un poco relegado a un injusto segundo plano es Google Cloud Print. El gigante de Montainview también se suma al carro de los servicios en la nube con un servicio de impresión que es práctico, muy útil y sobretodo muy sencillo de utilizar. Para que no te quepa duda, explicamos paso a paso como utilizarlo sacandole todo el provecho posible. Es algo injusto que no se conozca mucho o no se haya popularizado un servicio así, aun siendo una beta. Porque es realmente útil y si haces un uso regular de la impresora y manejas varios tipos de dispositivos (smartphone, portátil y tablet por ejemplo) ya ni te cuento. Y no hay que hacer maravillas para que todos los dispositivos se entiendan con la o las impresoras que tengas. Olvidate de complicarte la vida con drivers y bajando clientes de programas a todos tus dispositivos. Es mucho más fácil que eso.

Google Cloud print permite imprimir un documento desde cualquier lugar en la impresora que queramos. Pongamos que estamos de viaje y en casa hace falta que alguien tenga un recibo que nosotros tenemos guardado en el pc que llevamos. Con Google Cloud Print podemos enviar ese documento directamente a la impresora de casa. También podemos enviar documentos y que Google Cloud Print nos los convierta a PDF y nos lo guarde en nuestra cuenta de Google Docs. Pero casi que lo mejor es que podemos imprimir con cualquier tipo de dispositivo, ya no es necesario enviarnos los documentos a un ordenador para poder imprimir. Teléfono, tablet..prácticamente cualquier cosa que tenga navegador.

¿Qué necesitamos?

Pues aunque no es indispensable, lo primordial es tener una impresora con la capacidad de estar conectada a internet. La gran mayoría de impresoras que se comercializan actualmente ya vienen con esta característica. Puedes conocer cuales son en esta página del servicio. Ya sea porque están conectadas por Wifi u otros sistemas. También funciona con impresoras normales y corrientes, pero para que funcionen ya será necesario que estén conectadas a un ordenador de forma permanente.

También será necesario utilizar el navegador Google Chrome y una cuenta de Google para poder usar el servicio.

¡Vamos a imprimir!

Aunque como hemos comentado, hay impresoras “cloud ready” que ya tienen integrada la conexión a internet, la gran mayoría siguen siendo las impresoras de batalla de toda la vida que no disponen de esas ventajas. Tanto para una como para otra el proceso de configuración es el mismo.

Una vez arrancado Chrome, tendremos que ir a las herramientas (iconito de la llave inglesa) y a las preferencias del navegador. En el apartado de avanzadas activaremos el último punto:

Una vez aceptados los términos de uso y condiciones nos enlazará con nuestra cuenta de Google y prácticamente ya tendremos la configuración realizada. Nos aparecerá la opción de Administrar nuestras impresoras donde podremos configurar si tenemos una impresora normal o una preparada para la nube.

Nos quedará probar que efectivamente nuestra impresora aparece en la interfaz de Google Cloud Print, para ello imprimiremos una hoja de prueba, en el mismo navegador si queréis, y veréis algo así:

Imprimiendo desde un Smartphone

No todo se ha de hacer desde cualquier ordenador, la movilidad está a la orden del día así que también podemos ver cómo imprimir tanto en iOS como en Android. En android hay una aplicación dedicada llamada Cloud Print desde la que gestionar los trabajos a imprimir, también puedes hacerlo mediante la aplicación de Google Docs (que tiene soporte nativo para Google Cloud Print). Para iOS está Printcentral que se puede utilizar tanto en iPhone, iPod Touch o iPad.

Para imprimir mediante el servicio prescindiendo de Chrome, para Windows todavía no existe ningún cliente de escritorio específico, pero sí para Mac. Se llama Cloud Printer y se puede descargar de la App Store.

Como veis, opciones no nos faltan y en pocos pasos podremos disfrutar de una de las mejores ventajas de la nube, la posibilidad de estar siempre en todas partes y poder tener una movilidad completa sin prescindir de casi nada. La movilidad está cada vez más garantizada casi en cualquier lugar.

¿Qué te parece? ¿Le darás uso? ¿Qué otras cosas necesitarías en la nube?

Via | Lifehacker