Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Puede que Facebook gaste toda su parafernalia publicitaria para cambios que afecten a sus usuarios en general, pero tampoco olvida a los usuarios que les reportan mayores “alegrías” económicas. Se trata de las páginas en las que blogs, marcas y productos en general tienen su hueco en la popular red social.

Parece que por fin la red social se ha percatado de que cada vez más las empresas confían su parte social media a especialistas, e incluso muchísimas empresas ya tienen un departamento propio con diferentes perfiles en el mismo. Así es como por fin ha implementado diferentes perfiles administrativos para las páginas de Facebook. Una práctica forma de delimitar un poco las funciones de los diferentes perfiles o áreas en las que se puede gestionar una página.

Así tenemos distribuidos los diferentes permisos: el Manager, que sería el administrador principal, el creador de contenido, anunciante  y el analista de insights. Perfiles ajustados para cada función, y en este cuadro que aparece en la ayuda de Facebook nos especifican qué puede y qué no pueden hacer cada uno:

Este cambio como decimos lo van a agradecer sobretodo profesionales del social media y empresas, que verán así la posibilidad de no dar acceso completo a la gestión de su página. Algo muy útil y que quizá faltaba en Facebook. Pero no es el único cambio, puesto que la gestión de los perfiles han venido acompañados y arropados por otra nueva opción, que hasta ahora se podía hacer con aplicaciones de terceros pero que al fin acaba estando integrada: programar las publicaciones.

A partir de ahora ya se pueden programar las publicaciones de las páginas, de manera muy fácil y sencilla en el mismo lugar en el que introducimos el texto, nos aparece justo abajo a la derecha un reloj, que si le hacemos click nos despliega todas las opciones de publicación programada.

Son cambios que tienen su relevancia, sobretodo a nivel profesional. Sin duda más de uno lo agradeceremos, sobretodo la programación ya que permite una planificación mejor de las publicaciones y nos aporta un poquito más de libertad. ¿A vosotros qué os parece?

Via The Next Web