Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Ayer mismo, mi compañera Débora empezaba a hablar sobre el tema de las fantasías sexuales, específicamente las fantasías femeninas. Como ya os dijo ella, tener este tipo de fantasías no significa insatisfacción con la pareja o con las relaciones sexuales, y tampoco debe significar que esas fantasías se quieran cumplir en la realidad, sino que son simplemente eso, fantasías, sin más. Cada mente es libre de pensar e imaginar que cosas le gustaría o no le gustaría hacer, y justamente estas fantasías pueden ser beneficiosas para aumentar la excitación en la pareja o para probar cosas nuevas, si entre los dos miembros de la pareja acuerdan cumplir con alguna de ellas.

Además, como también se comentó ayer en Medciencia, y respaldándonos en un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada, donde se realizó una encuesta entre 2.250 españoles de entre 18 y 73 años con una relación de pareja de más de 6 meses, ambos sexos tienen fantasías, donde involucran a la pareja o persona amada. Y, como ya se sabe solo por cultura popular, los chicos fantaseamos más que las chicas. Hoy yo os traigo el top 10 de las fantasías de los hombres.

  1. Fantasías con tu pareja: Esta también es la primera en mujeres, y aunque los hombres tenemos fama de ser más infieles, no es ninguna broma. La mayoría de los hombres fantaseamos con cosas que hemos hecho o nos gustaría hacer con nuestra pareja. Las cosas que se pueden conseguir son más apetecibles que las fantasías imposibles.
  2. Sexo con alguien que no es tu pareja: Otra fantasía similar en mujeres. De la misma forma que en estas, se suele fantasear con antiguas parejas, con amigas o con actrices por ejemplo (volviendo al punto anterior, fantasear con actrices me parece una tontería porque suele ser un imposible).
  3. Sexo oral: También es una fantasía en las mujeres. Aunque aquí lo que más se busca es que la mujer lo haga por placer propio, porque le guste, y no solo por dar placer al hombre. En esta fantasía también entra la situación de que el hombre sea el que le haga sexo oral a la mujer (que, recordemos, se llama cunnilingus).
  4. Sexo con dos o más mujeres: Esta fantasía es muy típica. Creo que no conozco a ningún chico que no la tenga. Eso sí, según algunos estudios, en la realidad este tipo de relaciones no acaban tan bien para el chico y acaban por no querer realizarla.
  5. Voyerismo y exhibicionismo: Para quien no lo conozca, el voyerismo es la práctica de especiar a otras parejas que mantienen relaciones sexuales. Esta fantasía es popular tanto en hombres como en mujeres, ya que el sexo es algo privado, y eso llama la atención si te encuentras en una situación de “espectador” sin que nadie lo vea. Por otro lado, en el exhibicionismo se busca la admiración de los demás, montando el “show”. Así pues, es una forma de egocentrismo, donde se busca conseguir la envidia de los mirones (o voyeurs).
  6. Que tu pareja se masturbe para ti: En la mente de casi todos los hombres existe esta fantasía, que consiste solo en observar a la pareja masturbarse para nosotros. Es como una demostración del deseo que provocas en tu pareja.
  7. Sexo anal: Para los que conozcáis la serie “Aquí no hay quien viva”, y el tema del “frigo-dedo” con el Sr. Cuesta, este capítulo fue una crítica hacía los pensamientos que tenemos respecto a este punto. El punto G del hombre se encuentra, para bien o para mal, en el ano. Es una zona erótica, y muchos hombres disfrutarían si su pareja les penetrase con el dedo. Aunque, por miedo a que se piense que es una tendencia homosexual, muchos hombres nunca confesarían esto.
  8. Esclavitud y sadomasoquismo: Generalmente, la mujer es la “víctima” ataca, y el hombre el que domina. Es una fantasía de poder y sumisión, aunque creo que llamarlo “esclavitud” puede ser un poco bestia. Por otro lado, el sadomasoquismo es menos común, aunque no es extraño. La mayoría de parejas solo se limitan a los azotes. Recordemos que las zonas del placer y el dolor están estrechamente relacionadas en el cerebro de algunas personas.
  9. Dominación: Esta fantasía tiene relación con el punto anterior, donde el hombre sueña con ser el que domina la relación sexual sobre la mujer, pero realmente lo hace pensando en que la mujer se acabaría sometiendo por placer, por el gran carisma del hombre. Aunque lo parezca, no suele haber violencia en estas fantasías.
  10. Sexo con otro hombre: Esta última fantasía también se da en las mujeres (sexo entre mujeres). No quiere decir que el hombre que tenga esta fantasía sea homosexual o tenga tendencia a serlo, simplemente tiene curiosidad por probar algo nuevo.

Vía: Toda mujer es bella / SINC.