Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono


La interacción con los dispositivos tecnológicos hoy en día va creciendo cada vez más, aplicaciones, interfaces o herramientas que tenemos para facilitarnos, por ejemplo, el acceso a contenido en Internet, contenido multimedia, etcétera. Todo ello conlleva una esmerada elaboración y en muchas ocasiones utilizan algún tipo de lenguaje de programación.

Es así que, relacionado con la programación, en Estonia, se está planteando si incorporar en su programa educativo, el aprendizaje de programación para la totalidad de la educación pública del país. Dicho iniciativa se ha denominado como ProgeTiiger.

¿Qué es la iniciativa ProgeTiiger?

ProgeTiiger, es una iniciativa cuyo objetivo es convertir a los niños estonios, los cuales a estas alturas viven con una “maquinita” dentro del vientre de la madre, enseñarles a aprender lo básico en programación y desarrollo.

Su implantación comenzará con los estudiantes de primer curso, que empiezan con 7-8 años en Estonia, continuando hasta que el alumno finalice sus estudios en la escuela pública, con 16 años. Para llevar a cabo este proyecto, el profesorado están siendo preparado tanto en el ámbito público como privado, con la ayuda de empresas orientadas a las TIC. Compañías que se beneficiarán de una población más adaptada a la tecnología.

Por el momento, la iniciativa ProgeTiiger ha sido lanzada a escuela pilotos, para ver su influencia en los alumnos, aunque pronto se extenderán al resto de escuelas en Estonia.

Mayor adaptación con las tecnologías para una preparación mejor

Programacion en Estonia

Sin embargo, en Estados Unidos, en la educación pública se ha denominado como “Running on Empty” cuando se relaciona con la “enseñanza tecnológica” estadounidense, donde se deja a los adultos jóvenes sin una preparación no muy alta para competir en el mercado laboral.

La Asociación de la Maquinaria Informática y la Asociación de Maestros de Ciencias de la Computación, en 2009 y 2010, realizaron un estudio conjunto y hallaron que la mayoría de escuelas públicas de la enseñanza de Estados Unidos, incorporaban pequeños aspectos en el ámbito de la tecnología en la enseñanza.

De ese estudio, se valoraba que a los niños se les enseñaba a los sistemas informáticos y programas como algo misterioso, difícil de controlar, que no facilitaban ninguna base en la innovación y profundización en el campo de la tecnología. Enseñar a manejar programas, desarrollar el entendimiento de los algoritmos, etcétera.

Es por eso mismo que podemos observar, que en los concursos y conferencias de “hacking” en todo el mundo, los participantes del Este de Europa, son los que a menudo se colocan en las primeras posiciones. Algo que, con la incorporación de la iniciativa ProgeTiiger, se irá viendo cada vez más ya que serán niños aun más preparados y familiarizados con la tecnología con conocimientos superiores a los actuales. Algo que significará un aumento en la competencia y preparación en el mercado de las tecnologías.

Vía | VentureBeat