Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

A veces el periodismo de investigación puede resultar en jugarse la vida, pero si eso es lo que hay que hacer para exponer lo que miles de personas viven cada día en su puesto de trabajo, es lo que hay que hacer. Al menos este es el pensamiento de reportero chino del Shanghai Evening Post, que durante 10 días estuvo trabajando en la cadena de fabricación del iPhone 5 para sacar a la luz las auténticas condiciones que sus trabajadores viven allí.

Algunas cosas a aclarar antes, ya que son importantes. Foxconn es el mayor fabricante de componentes electrónicos del mundo. Este reportaje ha salido a la luz hoy porque esta tarde se presenta el iPhone 5, de modo que pudiese ganar repercusión mediática, pero todas las compañías que fabrican sus componentes aquí someten a sus trabajadores a las mismas condiciones. A pesar de que el reportaje vea hoy la luz, no está claro cuando se hizo, ya que no se aclara en ningún momento, pero sólo ha podido ser en los últimos meses si tal y como dice estuvo fabricando el iPhone 5.

Además, el periodismo en China está totalmente controlado por una parte por el gobierno y por otra por lobbys con intereses personales, así que no tenemos ninguna garantía de que todo esto sea cierto. Sin embargo, como leeréis a continuación, todo encaja con las condiciones expuestas sobre el trabajo en Foxconn con anterioridad, por lo que podemos darle un grado de credibilidad muy alto.

La historia original en chino se puede encontrar en el periódico que la ha publicado originalmente, el Shanghai Evening Post, pero seguramente entre nuestros lectores haya más gente con conocimiento de inglés que de chino, por lo que recomendamos leer el reportaje completo en MIC Gadget, donde podréis leer día a día desde el reclutamiento hasta el trabajo en la fabricación del iPhone 5 como este reportero vivió la experiencia. Si os parece demasiado largo podéis pasar directamente al día 8, donde empieza el trabajo, aunque por supuesto encontrarás cosas realmente interesantes los días anteriores.

Vamos a traducir al castellano algunos de los detalles más llamativos del reportaje:

Hablando sobre las condiciones en las que duermen:

La primera noche en un dormitorio de Foxconn es una pesadilla. Al recorrer andando todo el dormitorio huele a basura. Es una mezcla entre olor a basura por la noche y sudor. Fuera de las habitaciones todo está lleno de basura acumulada que no se ha recogido. Cuando abrí mi armario salieron un montón de cucarachas desde dentro, y las sábanas que se entregan a cada nuevo trabajador están llenas de suciedad y ceniza.

Sobre el contrato de trabajo al que se someten en Foxconn:

El contrato hace especial hincapié en cuatro áreas confidenciales que han de permanecer así. 1: Toda la información técnica, 2: Cifras de ventas, 3: Recursos humanos, 4: Estadísticas de producción. El contrato no menciona casi nada sobre las horas extra. En la sección de “Posibles efectos nocivos sobre el trabajador durante la producción”, se nos instó a marcar “No” en todas ellas. Entre estas se incluyen “Contaminación de ruido” y “Contaminación tóxica”. Me pregunté si en la planta de producción se producen efectos nocivos durante el trabajo.

La toma de contacto con el iPhone 5:

Cuando entré en la planta de producción tras pasar por el detector de metales, escuché fuertes ruidos de motores mecánicos y un olor a plástico muy denso. Nuestro supervisor nos advirtió: “Una vez os sentéis, sólo haréis lo que se os diga”. El supervisor finalmente nos enseñó la parte trasera del iPhone 5 a todos y dijo: “Esta es la parte trasera del nuevo iPhone 5 que no ha visto la luz, deberíais sentiros honrados de tener la oportunidad de fabricarlo”.

Las responsabilidades del trabajador:

Según mis cálculos, tenía que marcar por lo menos cinco placas de iPhone cada minuto. Cada 10 horas había terminado 3.000 placas traseras del iPhone 5. Hay en total 4 líneas de producción a cargo de este proceso, con 12 trabajadores en cada línea. Cada una produce 36.000 placas traseras de iPhone 5 en medio día, es algo que da miedo… Por fin acabé de trabajar a las 7 de la mañana.

Seguro que a Apple no les gusta nada que esto vea la luz el mismo día que tienen pensada la presentación del iPhone 5. Pero me gustaría insistir una vez más en que esto es un recurso mediático para que la historia tenga más repercusión y no pase tan desapercibida como otras veces. La mayoría de los fabricantes de dispositivos electrónicos tienen tras sus exquisitas presentaciones y venta en limpias tiendas una parte mucho más oscura. Cuando pagamos un precio por un dispositivo electrónico, este es más bajo de lo que debería ser, porque se han externalizado los costes, lo que significa que lo que no pagamos nosotros lo pagan otros, y no precisamente con dinero.

Hoy Apple presentará su nuevo iPhone, veremos si esto afecta a la aceptación ante su nuevo smartphone.