Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los genes que influyen en los rasgos corporales se encuentran bajo diferentes presiones de selección en las mujeres y los hombres. Pero, ¿qué impacto tienen estas diferentes presiones sobre dichos rasgos teniendo en cuenta que, a lo largo de las generaciones, los genes gastan aproximadamente la mitad de su tiempo en los hombres, y la mitad de su tiempo en las mujeres? Para explorar esto,  el Dr Stephen Stearns y sus colegas, de la Universidad de Yale, analizaron una serie de rasgos en 1500 árboles genealógicos, que contiene unas 15.000 personas tomadas de un estudio a largo plazo de medicina en los Estados Unidos. Su investigación sugiere que los hombres están evolucionando hacia tener genes más saludables gracias a sus relaciones genéticas con las mujeres. Aunque reconocen que el efecto de la cultura bien podría estar ahogando esta señal genética, este estudio revela que las conexiones genéticas entre hombres y mujeres afectan en gran medida las respuestas de los demás a la selección natural.

“Debido a que esas conexiones existen, los hombres responden de manera diferente evolutivamente a la selección natural  de cómo lo harían si no estuvieran conectados a las mujeres. En este caso, responden de manera que mejora su salud”, dijo Stearns.

¿Cómo fue realizado el estudio?

Su estudio, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society Btuvo en cuenta rasgos como la altura, el peso, la presión arterial y la glucosa, el colesterol total, y la edad al primer parto, todos los cuales son afectados por nuestros genes. Primero, los investigadores midieron cómo cada rasgo afectaba al número de descendientes     que los hombres y mujeres tenían. Esto demuestra el grado de ventaja evolutiva que cada rasgo da a las personas individuales (Por ejemplo, las mujeres con bajos niveles de colesterol, presión arterial más baja y glucosa en sangre disminuida, tenían más hijos) A continuación, Stearn y sus colegas examinaron cómo la red entera de rasgos interactuó y evolucionó en los árboles genealógicos.

¿Cuáles fueron los resultados?

Se encontró que la frecuencia de los genes “sanos” fue mayor en los varones en relación a las mujeres con estos genes. Stearns dice que los resultados, apoyados por otras investigaciones inéditas que ha hecho, muestran que los hombres están evolucionando hacia tener un colesterol más bajo, disminuir la presión arterial y glucosa en la sangre baja, a pesar de que haya ninguna ventaja selectiva evidente para ellos (aunque sí para las mujeres, donde con estas condiciones se da una mayor probabilidad de tener más descendencia) El estudio también encontró que los hombres también influyeron en la evolución de la mujer, pero el efecto no fue tan fuerte. Sin embargo, el estudio no arroja ninguna luz sobre el mecanismo por el cual las conexiones genéticas entre hombres y mujeres conducen a estos resultados. De todos modos, como se ha dicho al principio del artículo, la influencia cultural podría estar también afectando a los resultados del estudio a pesar de que Stearns y sus colegas intentaron todo lo que pudieron para controlar la influencia de la cultura en el estudio.

Fuentes: ABC Science