Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Era de esperar que el caso de Megaupload en Estados Unidos fuera un proceso largo y tedioso, lleno de recursos y apelaciones y muchos, muchos obstáculos legales. La importancia del caso, los cargos que recaen sobre Kim DotCom y la presión del gobierno están haciendo este caso digno de una trama de libro, o de película.

Los abogados de Megaupload han estado intentando por todos los medios buscar el resquicio legal por el cual acogerse y poder anular un juicio que podría llevar a su defendido a la cárcel. Así fue como hace unos tres meses el equipo de abogados solicitó al juez del caso desestimar el caso puesto que la ley americana no permite que se abran procedimientos criminales a empresas extranjeras. Teniendo en cuenta que la empresa está afincada en Hong Kong, no debería ni pueden teóricamente seguir con el juicio.

Hoy se ha conocido que el juez ha desestimado el recurso ya que entienden que la “regla 4”, la que no permite procedimientos criminales a empresas extranjeras, no ha de interpretarse tan explicitamente. Basándose en que Megaupload es el alter ego empresarial de Kim Dotcom, se puede continuar con el procedimiento utilizando como dirección postal el distrito en el que se encuentre uno de los responsables de Megaupload cuando sea extraditado a los Estados Unidos.

La única salida que por ahora tienen los abogados de Dotcom es solicitar nuevamente la apelación temporal y ganar tiempo para poder  recurrir y evitar también la extradición. Como veis toda una complicada trama de argumentos legales, en lo que son especialistas los Estados Unidos, que va a alargar este proceso mucho y probablemente siga dando que hablar. De momento tanto el equipo legal de Megaupload como Kim Dotcom no se han pronunciado sobre esta decisión.

Via Torrent Freak