Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Una curiosidad de Gmail y que parece ser que no mucha gente es que puedes modificar con puntos libremente tu correo y que aún así te lleguen los mails. Esta es una técnica que yo he usado durante mucho tiempo, y me ha servido para poder registrar diferentes cuentas de Twitter con el mismo correo, que es muy útil.

Me he acordado de esto gracias a un post de hoy en TechCrunch. En él su redactora ejemplifica esta funcionalidad de Gmail mediante su caso personal, ya que desde hace 8 años asegura estar recibiendo correos de otra persona con el mismo nombre. Esto puede ocurrir, pero lo que es seguro es que no es por un problema de puntos dentro de su dirección de correo electrónico. Es decir, ella afirma que está recibiendo correos de otra Sarah Pérez en su dirección sarah.perez@gmail.com, pero lo cierto es que en Gmail la situación del punto da igual, por lo que el problema que tiene es otro.

Lo mejor es ver un ejemplo de esto. Pongamos que nuestra.direccion@gmail.com nos pertenece. Pues bien, podemos enviar un correo a nuestradireccion@gmail.com, nues.tra.di.rec.cion@gmail.com ó n.u.e.s.t.r.a.d.i.r.e.c.c.i.o.n@gmail.com y nos llegará sin problema.

O como Google dice en su ayuda oficial:

  • homerjsimpson@gmail.com = hom.er.j.sim.ps.on@gmail.com
  • homerjsimpson@gmail.com = HOMERJSIMPSON@gmail.com
  • homerjsimpson@gmail.com = Homer.J.Simpson@gmail.com

Si recibís correo que claramente va destinado a otra persona, lo más probable es que su remitente tenga mal la dirección de esa persona, y lo mejor sería contestarle y decirle que la corrija.

Este pequeño truco de Gmail resulta interesante, y aunque a algunos se les podría ocurrir usarlo para el mal, tiene un potencial muy grande para hacernos las cosas más cómodas, como por ejemplo en el caso que os ponía al principio de registrar diferentes cuentas con el mismo correo.