Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Siempre que compramos un nuevo teléfono móvil, algunas de las recomendaciones que se nos dan son memorizar el número PIN y no dar nuestro número de teléfono a desconocidos. Eso cuando se trata de un terminal básico, ya que en el caso de los smartphones, las recomendaciones de seguridad pueden extenderse mucho. Y es que este tipo de teléfonos móviles han conseguido que debamos tener muy en cuenta este aspecto.

La seguridad es uno de los apartados fundamentales si no queremos que nuestros datos sean vulnerados en cualquier momento. Además, no basta con tener cuidado, ya que también existen virus y, sobre todo, numerosos fallos que pueden hacer que tengamos un aprieto.

Hace varios meses, una noticia saltaba a los medios. A Scarlett Johansoon, una famosa actriz, le habían hackeado su teléfono móvil y, como resultado, se habían publicado algunas de sus fotos más comprometidas. No obstante, hace unas horas se anunciaba la resolución del caso.

Según se ha publicado recientemente en Wired, el responsable de filtrar las fotos de la actriz ya ha sido condenado a un total de 10 años de prisión, debido a la publicación de fotos personales obtenidas desde dispositivos privados.

Sin embargo, lo que más nos gustaría con esta entrada es hacer saber que la seguridad de nuestros terminales, ya sean ordenadores o teléfonos móviles, debe ser tenida muy en cuenta. No es la primera vez que sucede algo así. Múltiples personas han visto cómo sus fotos privadas eran publicadas, sin su consentimiento, en diversos portales web. La mejor solución ante estos casos es proteger nuestros terminales de la mejor forma posible.

Entre nuestras recomendaciones se incluye la instalación de un antivirus, sin importar la plataforma que estemos utilizando. Aunque el sistema operativo pueda parecer seguro, existen una amplia variedad de fallos que pueden comprometer el dispositivo, por lo que un software que evite los virus se torna esencial. Por supuesto, no podemos olvidarnos de actualizar todos los programas que tengamos instalados.

A diario se publican nuevas versiones para el software, por lo que es conveniente tenerlo siempre actualizado. Para ello, podemos utilizar las tiendas de aplicaciones. En algunos casos, incluso, el propio sistema operativo nos avisará de que existe una actualización.

No olvidéis que el sentido común es otro de los aspectos a tener en cuenta en Internet. Nuestra recomendación es que no publiquéis datos privados en páginas web o redes sociales, ya que estos pueden ser fácilmente copiados o distribuidos. Este consejo también se aplica a los propios terminales. No os aconsejamos que tengáis almacenado material comprometido o privado.

En definitiva, hay que utilizar el sentido común y las herramientas que tenemos a nuestra disposición, tanto en teléfonos móviles, como en ordenadores, discos duros o incluso en reproductores de música. Y, aún así, no os podemos asegurar que no vayan a ser vulnerados.

Vía | Wired
Foto | Wikimedia