Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La navegación por Internet ha cambiado radicalmente en los últimos años. Hace no mucho descargar una canción podía convertirse en un suplicio, y eso ha ido evolucionando a grandes pasos hasta que hoy podemos ver online vídeos en alta definición, e incluso Youtube ya ofrece la posibilidad de resolución 4K. Poco a poco las velocidades aumentan y la técnica se adapta a estas para ofrecernos más calidad, especialmente en lo que al multimedia se refiere.

El aumento de las velocidades de conexión y los menores tiempos de carga de contenido nos han convertido en usuarios cada vez más impacientes de Internet. En un estudio de CDN Akamai (PDF) que hemos conocido a través del blog de la CMT vemos los resultados de unas encuestas en los que se ha dividido según el tiempo de conexión lo que cada usuario llega a aguantar antes de salir de una página cuando está esperando a que cargue un vídeo online.

En la siguiente gráfica vemos los resultados según conexión (fibra, cable, dsl y móvil):

Los resultados de fibra, cable y dsl son bastante parecidos y hacen todos referencia a la navegación desde un PC, y el que se distancia bastante es el de usuarios desde el móvil, ya que se da por hecho una conexión más lenta y por lo tanto la paciencia es mayor.

En los tres primeros los abandonos comienzan a partir de los 2 segundos, y a partir de ahí hay un 5.8% de personas más cada segundo que sale de la página si el vídeo no ha cargado, hasta alcanzar los 10 segundos, a partir de donde los usuarios desaparecen más lentamente, quizás por puestos a esperar uno ya se aguanta.

Si nos fijamos en los datos desde la navegación móvil, la cosa cambia. En este caso a los 10 segundos no ha abandonado el intento ni el 20%, y nos tenemos que ir hasta los 50 segundos de espera para alcanzar el 60% de abandonos. Una diferencia significativa pero muy comprensible, puesto que factores como la cobertura y la calidad de conexión afectan mucho más.

Y tu, ¿cuánto tardas en abandonar la carga de un vídeo?