Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Gracias a Internet disfrutamos de muchísimas ventajas, y quizá una de las más entretenidas es poder viajar y explorar el mundo sin más necesidad que tu conexión a Internet. Y hay lugares en los que dificilmente puedes ir de visita de manera real, quizá uno de ellos es el conocido como techo del mundo. El Everest es uno de los lugares desde donde observar un paisaje inigualable y que aunque las técnicas, equipaciones y la explotación de la montaña hacen que no sea tan difícil llegar a la cima, sigue siendo uno de los lugares más únicos de la tierra.

Para David Breashears el Everest no es un desconocido, incluso quizá lo tenga algo “visto” puesto que lo ha coronado en 5 ocasiones y lo ha visitado unas 15 veces, ya que investiga como el cambio climático afecta a la montaña más alta del mundo. Gracias a este señor y un laborioso trabajo podemos tener la ocasión de visitar muy de cerca el Everest, y con mucho detalle.

Y es que Brashears ha hecho una fotografía de dosmil millones de píxeles, una fotografía muy a la altura de la montaña que ostenta el título de ser la más alta del mundo. Para ello ha compuesto esta gran foto con más pequeñas. 400 fotos hechas con una lente de 300mm.  montadas para crear esta tremenda foto. La podéis ver en la página web GlacierWorks donde podemos hacer zoom, manipular y movernos por esta impresionante foto.

Sin moverse de casa, calentito bajo la manta y sin sherpas podemos estar muy cerca de esta maravilla de la naturaleza. No hay nada como viajar desde el sofá ¿verdad?

Via Gizmodo