Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Desde que apareciera por primera vez, el pequeño pero poderoso Raspberry Pi nos ha cautivado y no han sido pocos los que se han hecho con uno para experimentar, trastear o simplemente con algún proyecto en mente. Pero es realmente impresionante las posibilidades que un ordenador tan pequeño y tan limitado en características puede llegar a hacer. Y es que no hay nada más “peligroso” que dejar a un manitas un Raspberry.

Y qué queréis que os diga, resulta fascinante ver la cantidad de posibilidades que tiene un sistema Raspberry, teniendo en cuenta el precio tan bajo por el que lo podemos adquirir. Y no os penséis que hay que tener unos conocimientos muy avanzados para sacarle partido. La ventaja de este gadget es que podemos encontrar abundante información y documentación de cómo hacer cosas, y es más fácil de lo que pensáis. Así que vamos a ver alguna muestra del potencial de Raspberry. Algunos son algo más “técnicos” y otros no tanto, pero como veréis lo importante es que es una fuente ilimitada de diversión.

Máquina Arcade

Somos muchos los de la generación de las recreativas. Fueron máquinas muy populares en los 80-90 y no eran pocos los salones de máquinas recreativas y bares que tenían míticos juegos. Ahora gracias a los emuladores ya es posible volver a rescatar viejos títulos y jugar como antaño. Pero, ¿por qué no recrearlo al 100%?

Darren J se atrevió a llevar a cabo el proyecto completo de máquina recreativa usando una Raspberry Pi y el emulador MAME para los juegos. Todo está explicado en este post que hicieron público en el blog oficial de Raspberry.  Una máquina que hace las delicias de los que ya recordamos con nostalgia jugar a las “maquinitas”. Con no poca pericia Darren pudo adaptar los mandos a la Raspberry usando un adaptador para PC, y tuvo que sustituir la fuente de alimentación. Pero con trabajo y esfuerzo consiguió un resultado espectacular. Observadlo vosotros mismos:

Raspberry, Siri y la domótica

Sin duda una de las posibilidades más potentes de Raspberry es la interacción con otros elementos. Y es en la domótica donde yo le veo un gran futuro a este aparato. Raspberry tiene la capacidad tanto física como por software de controlar remotamente cosas. Todo es cuestión de montarselo, y ya tenemos una muestra de ello.

Gracias al uso del software Siri Proxy  y con un poco de imaginación este usuario de Raspberry ha conseguido hacer que Siri le abra y cierre la puerta de su garaje. Algo que parece una tontería pero que es bastante interesante, porque pone de manifiesto el potencial que este duo puede llegar a tener.

Podéis conocer más detalles del proyecto en el foro de Raspberry, donde el usuario explica cómo lo ha ido haciendo y podéis encontrar el código con el que ha creado este hack. Como habréis deducido, esto no se limita a abrir y cerrar puertas y bajo el mismo sistema se pueden conseguir muchas más cosas. Todo es cuestión de ponerse.

Raspberry Pi como instrumento musical

Como decía al principio, este aparato no tiene límites. Y tanto sirve para jugar, para reproducir vídeos y fotos que también se puede usar como instrumento musical. Y algunos lo llevan a un extremo un tanto extraño, pero curioso. Porque nunca te plantearías crear un instrumento cuyo elemento principal fueran remolachas, pero siempre hay un pionero.

Y en este caso es un chico llamado Scott Garner, que ha creado mediante la Raspberry Pi una caja de ritmos que se toca con unas remolachas. Aunque suene un poco extraño es más sencillo de lo que parece. Un invento que hace uso de unos sensores añadidos a la placa del Raspberry y que reaccionan cuando se toca la verdura.

Desde luego original es un rato, aunque quizá más útil como experimento que como algo para el día a día. No obstante se puede ver que prácticamente cualquier tipo de sensor que funciona en un pc también es adaptable a la Raspberry. Ya sea para verduras marchosas o para cualquier cosa.

SuperNintendo Pi

Seguimos con el entretenimiento, y es que no hay nada más divertido que convertir el Raspberry en toda una consola. Y si es una retro, parece que incluso mejor. Así es como este usuario ha convertido su Raspberry Pi en una consola Super Nintendo, que funciona perfectamente e incluso se pueden utilizar los mandos originales.

Aunque tienen todavía algunos problemas para reproducir el audio con según que juegos, es increíble la versatilidad de la máquina para soportar tanto el software como estar adaptada incluso en una caja de Super Nintendo original, haciendo uso de los botones originales adaptados a la Raspberry.

Como veis las posibilidades son infinitas, y aquí únicamente mostramos una representación de proyectos curiosos y que pueden animaros si todavía no disponéis de una y os gusta trastear. Raspberry Pi es ideal para este cometido, ya que fusionaremos nuestras ganas de aprender con una diversión sin límites. Hay muchísimos y muy interesantes.

Yo personalmente hace un mes que tengo una Raspberry y me lo paso muy bien adaptándola como servidor casero para mis cosas, aunque hay mil cosas más que podemos hacer con ella, y os las iremos enseñando en breve. ¿Ya tienes una Raspberry? ¿Qué te gustaría hacer con ella?

Via Ars Technica