Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:
Nunca dejaremos de sorprendernos de cómo las tareas más cotidianas en la tierra pueden ser bastante más complicadas cuando se vive en el espacio. Pero para todo hay solución desde luego, y los astronautas son gente bastante ingeniosa. Y hay una tarea que es algo delicada cuando se supone que todo flota a nuestro alrededor, cortarse las uñas. Una tarea relativamente sencilla si no fuera porque cualquier trozo o partícula de uña puede salir despedida y flotar por la estación espacial.

Algo que nos recuerda al capítulo de Los Simpsons en el que Homer va al espacio y se pone a comer patatas fritas, llenándolo todo de trocitos. Lo mismo podría pasar con los trozos de uña, sólo que no resulta tan agradable clavarse algún trozo en el ojo, o respirarlo sin querer. Por eso Chris Hadfield, astronauta canadiense de la ISS ha hecho un vídeo explicando cómo se ha de hacer correctamente en el espacio.

En verdad el secreto está en hacerlo cerca del conducto de ventilación que aspira el aire, de esta forma los trozos y partículas que se desprendan de cortar las uñas quedarán atrapados en el conducto. Una vez terminada la faena tan sólo hay que aspirarlo y listos. De todas formas y como observaréis en el vídeo, hay que tener cierta maestría en el corte y cazar rápido aquellos trozos que intentan escapar.

Resulta curioso cuanto menos. Desde luego pensamos en la vida en el espacio como algo repleto de preciosas vistas de la tierra, paseos espaciales y experimentos, pero a veces nos olvidamos de que las acciones más cotidianas también se han de hacer en unas condiciones especiales. Está bien que de tanto en tanto los astronautas se molesten en explicarnos estas pequeñeces. Al menos a mi me ha resultado muy entretenido.

Via Mashable