Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Hace algunas semanas, como uno de las últimas consultas del año os preguntábamos cual era en vuestra opinión lo que sería Portada del Año en Omicrono. Una encuesta en la que vosotros, ávidos lectores de tecnología y Omicrono debíais decidir cual era a vuestro parecer el tema que más impacto ha causado en este año 2012 que ya ha pasado. Una decisión que ha estado muy reñida, eran muchos temas los trascendentes pero ya tenemos un ganador. Hoy os lo mostramos aquí, pero ya ayer pudisteis leer los 10 primeros en  las noticias más relevantes del 2012.

Un año en el que sin duda uno de los temas protagonistas y más recurrentes han sido toda la serie de intervenciones por parte de las autoridades de distintos países en materia de protección de los derechos de autor, de leyes o intentos de leyes bastante restrictivas de las libertades individuales. Ha sido el año del cierre de Megaupload, uno de los servicios de almacenamiento e intercambio de archivos más importantes y relevantes en el panorama de Internet. Y cuyo cierre, la operación y su dueño Kim Dotcom han dado que hablar durante todo el año.

Megaupload, la historia de un cierre

El servicio de Megaupload fue desde sus inicios un tremendo éxito, quizá no fuera el primero en su especie pero desde luego sí que fue uno de los mayores. El planteamiento del servicio era muy sencillo, y como siempre lo sencillo triunfa y el hecho de poder subir archivos de hasta 2GB gratuitamente y compartirlo con un enlace era algo fantástico, sobre todo en 2005 cuando la “nube” no había aparecido todavía como un concepto.

Fue el punto de partida para un servicio que desde que nació no paró de crecer, convirtiéndose en un referente y con una gran fuente de beneficio, las cuentas premium que permitían subir y descargar sin tiempos de espera y a una velocidad preferente. Muchas webs florecieron a raíz del uso de Megaupload, y en torno a series, películas y música uno podía encontrar prácticamente cualquier cosa disponible para descargar.

Pese a que era posible denunciar la infracción de los derechos de autor y Megaupload hacía frecuentes “batidas” en busca y eliminación de material ilegal, el 19 de Enero de 2012 el FBI cerró Megaupload, cerró servidores y detuvo a los máximos responsables del servicio. Entre ellos al creador y propietario Kim Schmitz, más conocido en la red como Kim Dotcom, al que se le detuvo en su mansión de forma muy espectacular, casi de película.

Ha pasado casi un año y todavía el tema trae y traerá cola. El juicio sigue su curso y Kim Dotcom sigue pendiente de extradición a Estados Unidos, aunque es una decisión que está todavía muy difícil y Dotcom está peleando mucho para que no ocurre. Y parece que de momento la situación le es bastante favorable. Lo único que no ha rebajado intensidad es el discurso por parte de los fiscales de Estados Unidos y la defensa de Dotcom.

Y es que en todo momento Kim Dotcom ha estado proclamando su inocencia en medios y redes sociales. Todo ello compaginando su intenso trabajo en alumbrar un nuevo servicio mejor y más blindado que Megaupload, hablamos de su sucesor MEGA. Un servicio que aparecerá este mes y que promete ser una auténtica revolución, según Dotcom.

Veremos como se le presenta a Kim Dotcom el nuevo año 2013, con la causa de Megaupload pendiente y el estreno de MEGA. Está claro que no va a tener precisamente un año tranquilo, y mucho queda por ver todavía. Todavía no está claro cual será el futuro, si es que lo tiene, de Megaupload, de los archivos confiscados y las cuentas premium que estaban activas en aquel momento. Todo se verá este 2013, o no.