Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Sobre WhatsApp, la popular aplicación de mensajería instantánea, y su privacidad se ha hablado largo y tendido. No han sido pocas las noticias que hemos podido leer en las que se hablaba de los distintos aspectos del programa. Sin embargo, a todo eso tenemos que añadir una reciente publicación, la cual era anunciada hace unos días, en la que se afirma que WhatsApp podría estar violando leyes internacionales de protección de datos.

Las alarmas saltaron cuando las autoridades de protección de datos de Canadá y Holanda afirmaron que el programa estaba violando las leyes en materia de privacidad de esos territorios. Concretamente, tenemos que fijarnos en la función del programa que se encarga de guardar las agendas de contactos de nuestros teléfonos móviles. Al parecer, esa característica no estaría permitida en esas zonas.

La oficina del comisionado de privacidad de Canadá y la autoridad de protección de datos de Holanda han afirmado que el programa viola la privacidad de los usuarios porque permite el acceso a todos los números de las agendas de los teléfonos móviles, incluyendo aquellos que no tienen instalado la aplicación. Esto podría estar violando las leyes de los dos países antes mencionados, debido a que los usuarios deben compartir toda la agenda de contactos, además de guardar estos datos en los servidores encargados de almacenar la información.

Recordemos que algunos usuarios ya se han quejado de esta práctica. Muchos de ellos, simplemente no quieren enviar datos personales a las empresas, por lo que algunos ni siquiera tienen instalado el programa por esta opción. Desconocemos si WhatsApp almacenará indefinidamente los números de teléfonos de nuestras agendas en sus servidores, pero lo cierto es que, al instalar el programa, estamos confirmando la adhesión a un contrato en el que la compañía encargada de la aplicación admite que algunos de los datos de nuestros teléfonos móviles serán utilizados para hacer funcionar WhatsApp.

Por supuesto, no hay que olvidar que al firmar el contrato de las aplicaciones, estamos dispuestos a ceder nuestros datos personales, en el caso de que así se indique en el documento. No estaría de más echar un vistazo en profundidad a este tipo de contratos, teniendo en cuenta lo que aceptamos.

Vía | Reuters