Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Desde hace ya unos años que el uso de los datos de nuestros teléfonos móviles se utiliza para conectarnos a Internet en vez de para llamar a nuestros amigos o familiares. No solo esto sino que estamos viendo como la función de la llamada a pasado a ser casi una última opción para comunicarnos, prefiriendo el uso de Skype, Viber o FaceTime en la mayoría de ocasiones. Esta tendencia ha provocado que los operadores nos ofrezcan tarifas más centradas en paquetes de datos, que no en minutos de llamada. Hasta hace unos años normalmente se ofrecía una tarifa ilimitada pero con solo 200 o 300MB de internet real, ya que a partir de esa cantidad se limitaba enormemente la velocidad de descarga, haciéndose inutilizable. Con el paso del tiempo el máximo de megas ha ido creciendo poco a poco, y ya podemos ver como Pepephone o Tuenti (entre muchas otras) ofrecen 1GB de datos por menos de los diez euros.

Con la llegada de nuevas tecnologías (LTE), la velocidad que disponemos (o dispondremos) en nuestros smartphones ha crecido hasta poder equipararse con lo que tenemos y usamos en nuestra casa. Pero sigue existiendo una diferencia sustancial, y es que al igual que en nuestra casa no nos preocupamos por la cantidad de datos que bajamos, las tarifas de internet móvil en cambio sí que tienen un máximo que en caso de superarse puede provocar un aumento de nuestra factura a final de mes. El consumo es cierto que no es ni de lejos el mismo entre los dispositivos móviles y el que gastamos en un sobremesa, pero la tendencia es que esto cada vez se reduzca más.

En medio de todo esto, encontramos como en el Reino Unido la operadora EE ya ofrece hasta 20GB a máxima velocidad (4G, LTE Advanced) por 46 libras, un precio que si bien es superior a lo que se suele utilizar en España sí que ofrece muchísima más cantidad para utilizar.

El sentido que tienen tantos gigas cuando el consumo medio actual no llega ni siquiera a 1Gb parece que se nos escapa. Pero sí se están ofreciendo estas tarifas es porque los tiempos y sobretodo el uso que se hace de la conexión es distinta. Para hacernos una idea aproximada de qué podemos llegar a hacer os muestro aquí un par de acciones que llegan a ocupar 500MB:

  • Enviar 500.000 emails (solo texto).
  • Enviar 1000 emails con fotos incluidas.
  • Visitar 5000 veces un blog, Twitter o una página sencilla.
  • Visitar 1500 veces un sitio con imágenes pesadas y animaciones.
  • Ver 60 videos de Youtube en calidad media de unos 5 minutos.
  • Descargar 100 canciones mp3 o 10 PDFs.

Y estas cosas son precisamente las que hemos ido haciendo hasta ahora. Las personas hasta ahora se conectaban para pasar el rato, o en muchos casos encontrar algo en concreto. Cuando es para largas horas de ocio la preferencia siempre ha sido pasarse al portátil o al sobremesa, con una gran pantalla e interfaz mucho mas cómoda (además de teclado). Con la llegada de las nuevas pantallas FULLHD para móviles  el avance de las tablets y el aumento de la velocidad se avecina un cambio en ese sentido. El tiempo que estaremos conectados desde una red de datos móvil en vez de una red wifi va a ser cada vez mayor, incluso dándose el caso de conectar el portátil por 3G/4G en vez de la red de casa.

El mercado para la movilidad está cada vez más establecido por lo que el uso y la cantidad de gigas que necesitaremos será mayor. Las pantallas más grandes provocan que se necesiten más megas para cargar las webs o que tengan más sentido los vídeos en alta definición, auténticos devoradores de datos. Mientras, a pesar de que el HTML5 nos facilita la navegación, por culpa de los cada vez mas potentes procesadores se verán páginas con multitud de animaciones. Y si a través del navegador gastaremos datos ya no tendremos que preocuparnos tampoco de si las actualizaciones de los markets están consumiendo nuestros megas, una tarea que requiere mucha conexión y que normalmente se hace a través del wifi.

efficient

La sincronización estará siempre activa y el P2P se utilizará desde el móvil, descargando constantemente datos que actualmente podemos guardarlos en caché o bajando archivos que ahora pasamos directamente del ordenador a la memoria interna o sd del móvil  La geolocalización y el streaming se popularizarán y también aumentaran nuestro consumo. Como vemos son múltiples servicios que ya existen pero que por culpa de nuestra limitada conexión no se han popularizado enormemente.

Otros servicios que substituirán a los actuales será la videoconferencia versus los mensajes de texto o llamadas. Y es que un hangout de G+ de una hora puede llegar a gastarnos toda nuestra conexión para un mes, mientras que un Whattsapp no ocupa más que unos pocos Kbs. Los servicios en la nube también tendrían más sentido con 20Gbs de conexión, ya que así podríamos bajarnos toda nuestra carpeta de Dropbox sin preocuparnos, o escuchar música a través de Spotify constantemente, unas tareas que otra vez no se utilizan a todas horas por miedo a que nuestro consumo se dispare.

Y no solo hablaremos de smartphones, ya que actualmente la mayoría de operadoras permite el tethering. Nadie dice que los planes solo sean para un dispositivo, pudiendo ser para móvil  tablet, portátil… con el aumento de la cantidad de gadgets que necesitan estar conectados también aumentan los requerimientos de bando de ancha. ¿Y qué decir de las Google Glasses y la realidad aumentada? ¿No creéis que con un giga en el año 2013 estaremos totalmente capados? Estamos viendo como la sociedad tecnológica cada vez está más tiempo fuera de la habitación de la casa y más tiempo en la calle, donde lamentablemente no siempre hay una conexión wifi disponible.

Toda esta tormenta y crecimiento del tráfico de datos provocará seguramente una congestión en la oferta de señal por parte de las operadoras. Esperemos que puedan manejar la imparable subida que el consumidor quiere, y que a pesar de la increíble voracidad de banda ancha que se necesita para ello nos sigan ofreciendo un precio asequible. Un deseo que hasta ahora nos ofrecian con los planes de conexion ilimitada pero que con todos los gadgets que vienen no sabemos si continuará así.

¿Nos sorprenderán las operadoras? ¿Durarán más tiempos las baterías para que podamos seguir consumiendo miles de megas de datos?