Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Todas las novedades presentadas en el nuevo smartphone HTC One están dando bastante que hablar. Pero hay un aspecto nuevo sobre su cámara que nos ha llamado la atención. ¿De qué se trata?. De su cámara de “solo” 4 megapíxeles. Esto es la mitad de los 8MP que tiene el Lumia 980 o el Iphone 5. La incansable carrera por a ver quién tiene más megapixeles nos ha llevado a pensar que las cámaras de estos smartphones serán considerablemente superiores a las del HTC One, pero no debe ser necesariamente así.

Según HTC ahora no debe importar el número de píxeles, sino el tamaño. El término “UltraPíxel” no deja de ser una invención de marketing, pero detrás hay una innovación tecnológica arriesgada y prometedora que podría cambiar la guerra por la mejor cámara móvil.

Las novedades que nos presentan se podrían resumir en cuatro aspectos clave:

  • Sensor UltraPixel – Diseñado con más píxeles, permite que cada píxel pueda captar un 300% más de luz que la mayoría de las principales cámaras de 13 megapíxeles.
  • HTC ImageChip – Ofrece un enfoque automático continuo, sombreado de color y reducción de ruido, así como  un HDR más realista.
  • Apertura de F2.0 – La mayor disponible en la cámara de cualquier smartphone.
  • Estabilización de Imagen Óptica – Reduce drásticamente la falta de definición en fotos fijas y secuencias de vídeo con poca estabilidad.

Cuestión de tamaño

Veamos en que consisten de manera detallada. Al final todo se reduce a una cuestión de tamaño. El HTC One (el primero en contar con tecnología Ultrapíxel, pero puede que no el último) cuenta con un tamaño de sensor similar al que poseen otras cámaras, es decir tiene 1/3 de pulgada y retroiluminado, con la salvedad de tener solo 4MP. Para explicar esto solo hay una opción y es que el tamaño microscopico de los fotodiodos sea más grande (que no de los píxeles en realidad). Eso significará que habrá una superficie mayor para recibir más fotones absorbidos y tener una eficiencia mayor, en otras palabras, podrás captar más luz en el mismo tiempo.

En datos, mientras que los fotodiodos de las cámaras con 13 megapíxeles tienen un tamaño de 1.1 micrómetros, y los de 8 megapíxeles uno de 1.4 µm, los del HTC One son de 2 µm. Esto supone captar el doble y triple de luz en el mismo tiempo que los respectivos fotodiodos de las cámaras anteriores.

sensor2

Este aumento del tamaño permite además tener una apertura de f2, igual que el Lumia 920 y hasta un 44% mejor que la del iPhone 5. La ventaja de esto como hemos dicho es que entrará también más luz al sensor. Esto unido al nuevo procesador de imagen ImageChip 2 nos permitirá tomar fotos con una rápidez increible: 1/48 segundo y hacer ráfagas de hasta 8 imágenes por segundo.

Otra característica será su también veloz autoenfoque de 28nm que promete tomar fotos en 200ms. Cuenta con flash de tipo LED y para tomar fotografías con poca luz se completa con la estabilización óptica, característica que también vimos en el Lumia 920. El del HTC One es de dos ejes y ajusta la imagen unas 2.000 veces por segundo.

La cámara del HTC One además contará con capacidad para grabar vídeo 1080p a 30FPS y un modo especial para grabar imágenes en movimiento a 1080p y 28 fps con HDR en tiempo real.

Aperture

Los sensores están cubiertos de fotodiodos que convierten la luz en electricidad que a su vez es procesada y almacenada como información, esto es la base de cualquier sensor fotográfico. Cuando haces una foto, el obturador de la cámara se abre en una fracción de segundo para capturar la imagen. Si aumentamos la superficie del panel habrá más posibilidades de captar fotones, cosa que en condiciones de mucha luz puede no ser determinante, pero cuando hay poca visibilidad cada fotón cuenta y puede llegar a significar una gran diferencia.

El número de megapíxeles determina el tamaño de las fotos, no su calidad. Pensemos que, cuantos más megapixels tenga un sensor, mayor cantidad de puntos (pixels) tendrá mi foto y, por tanto, mayor resolución. Pero lo cierto es que los megapixels no dicen nada de la fidelidad en la captación de color. Podemos tener imágenes de gran resolución pero con mucho ruido, con graves aberraciones cromáticas, etc. Muchas cámaras tienen sensores muy pequeños por el coste de producirlas. Pero por ejemplo las digitales SLR suelen incorporar sensores de mayor tamaño al ser cámaras de prestaciones (y precio) superiores. Valga el ejemplo de una Canon EOS 350D con un tamaño de 6,4 µm, claramente en otra liga respecto a las cámaras móviles.

Las fotos que produce el HTC One son de 2688 × 1520 píxeles, lo cual podría ser demasiado poco si lo que quieres es manipular posteriormente la foto, ampliarla o editarla… pero la mayoría de gente solo quiere las fotos para subirlas a las redes sociales, por lo que no se notará la diferencia entre un tamaño y otro.

Nokia decidió apostar por la carrera de los megapíxeles con su Pure View de 41MP, y para contrarestar esta escalada que HTC no puede hacer frente han decidido ir por otra vía. Sobre el papel parece que esta característica se pone interesante con tecnologías claramente diferenciadas. Habrá que esperar a probarla a fondo (veremos si en el MWC podemos ofreceros algo más) pero está claro que en el mundo de la fotografía hay multitud de parámetros a tener en cuenta para conseguir que nuestras fotos luzcan impecables. Aunque como hemos visto… el tamaño en fotografía, sí que importa.

¿Se medirán en Ultrapíxeles las cámaras de la siguiente generación de smartphones?