Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

El 3G nos ha cambiado la vida, eso no podemos dudarlo. Aunque las primeras conexiones 2G, o GPRS, como popularmente se le conoce, ya nos dieron la posibilidad de conectarnos a Internet de una forma cómoda, lo cierto es que las investigaciones en las redes siguieron su curso. El 2G nos daba la posibilidad de hablar con nuestros amigos a una velocidad, por aquél entonces, muy interesante.

Pocos años después, se anunciaba la puesta en marcha del 3G, o redes UMTS. Las características de este nuevo sistema de telecomunicaciones aumentaba respecto a su predecesor. Os podéis imaginar la revolución que supuso, dándonos posibilidades como ver vídeos a una buena calidad, o reproducir música en streaming. Poquito a poco, estas redes llegaron a un gran número de dispositivos móviles.

Pero ahí no se quedó la cosa, ya que unos años después se anunciaba la cuarta generación de tecnologías de telefonía móvil, llamada 4G. Las características, una vez más, se veían aumentadas respecto al 3G. Aunque su implantación no se ha realizado en algunos de los dispositivos móviles que podemos encontrar en el mercado, sí es verdad que cada vez más se empiezan a ver teléfonos compatibles con este tipo de redes. No obstante, pronto también podremos verla en otro tipo de dispositivos.

Y ahora, ¿cual es la sorpresa? Pues, sin ir más lejos, hace unos días se ha anunciado el desarrollo de una nueva generación de telefonía móvil. En este caso, la quinta, denominada 5G.

Concretamente, ha sido la vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes, la encargada de anunciar la noticia. Según parece, se han destinado un total de 50 millones de Euros para el desarrollo de esta nueva tecnología, que promete tener nuevas e interesantes características. Y la verdad es que no dudamos de ello, teniendo en cuenta algunos de los datos que se han publicado.

Durante los últimos años, el tráfico de datos, especialmente en dispositivos móviles, ha aumentado de forma considerable, lo que se traduce en una gran cantidad de gigabytes, o incluso terabytes, viajando a velocidades verdaderamente rápidas. Ante este panorama, Europa ha querido ponerse manos a la obra y desarrollar una nueva tecnología que permita un acceso aún más rápido a toda la información que se maneja en la actualidad.

Ciudad

Algunas de las principales compañías de telefonía ya se han puesto a trabajar con el objetivo de desarrollar esta nueva tecnología lo antes posible. No en vano, ya existen diferentes proyectos que tienen como fin el de crear las redes 5G.

Uno de estos proyectos ha sido denominado METIS. Algunas de las metas que se han propuesto los trabajadores de este grupo son las siguientes:

  • Desarrollar un sistema que permita un volúmen móvil de datos 1000 veces mayor por área, lo que significa que las operadoras móviles tendrían la oportunidad de dar servicio a un mayor número de usuarios.
  • Permitir un mayor número de dispositivos conectados. Concretamente, entre 10 y 100 veces mayor.
  • Dar la posibilidad de manejar un tráfico de datos mayor, el cual sea superior y oscile entre las 10 y las 100 veces.
  • Reducir el consumo de batería en 10 veces, lo que supondría que podríamos utilizar los distintos dispositivos móviles durante más tiempo, consumiendo menos energía.
  • Ofrecer una latencia punto a punto 5 veces inferior. Esto se traduce en una interacción más ágil con aquellas aplicaciones que utilizan mucho ancho de banda, en tiempo cortos.

Por el momento, los proyectos ya están en marcha. Si las previsiones se cumplen, podríamos llegar a estar ante una de las redes más efectivas y económicas, la cual nos daría nuevas posibilidades en la telefonía móvil. Según se ha afirmado, la tecnología 5G podría desarrollarse en 2020.

Vía | Europa, Wikipedia y Wikipedia
Fotos | Wikimedia y Wikimedia