Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Es más que evidente el gran calado que tiene Google y sus miles de productos en nuestra vida cotidiana. Sin ir muy lejos yo mismo uso muchísimos de ellos, ahora mismo escribo esto desde Google Chrome, después de haber leído mis emails en Gmail, haber leído algunos blogs en Google Reader, haberle echado un vistazo a Google + y haber guardado un par de documentos en Google Drive. No soy mucho de usar YouTube, pero supongo que much@s de vosotr@s si. Y, como no podía faltar, varias veces al día echo mano del producto estrella: el buscador.

¿Soy Googledependiente? Ahora mismo podría decir que SI, pues la verdad es que mi “vida virtual” gira demasiado alrededor de los proyectos de la gran G. ¿Es esto un problema? Depende. Y digo depende porque ahora mismo todo funciona genial, me agiliza mucho el trabajo y mi actividad en la Red y no me puedo quejar. Pero, pensemos por un momento, ¿qué sucedería si Google eliminara alguno de estos servicios? Ya lo hace de vez en cuando, como hará con Google Reader en los próximos meses (a mi me ha obligado a mudarme a Feedly, por ejemplo, aunque seguiré usándolo hasta el día en que desaparezca). En este caso la eliminación del servicio se debe a su, relativo, poco uso. Pero, ¿y si Google eliminara Gmail? ¿O si eliminara Google Maps? Pues en mi puedo a eso, con perdón, le llamamos “putada.

Si Google acabara con su cliente de correo (no hay indicios de que lo tengan pensado, que nadie entre en pánico, ¿eh?), sería una grave molestia para millones de usuarios que deberían buscarse la vida para encontrar sustituto, igual que está pasando con Google Reader. ¿Podríamos quejarnos? Si; ¿Valdría para algo? Pues no, porque Google es una gran empresa, y las decisiones de empresa se toman así, sin tener en cuenta a los usuarios en la gran mayoría de las ocasiones.

Pero no solo podemos quedarnos con la molestia de tener que dejar de usar alguno de estos servicios porque a una gran multinacional no le sale rentable mantenerlos, o simplemente se han podido cansar de ellos. No, en el caso de Google hay bastantes cosas añadidas.

Por ejemplo, el buscador. Anteriormente había que buscar las cosas en los libros o escritos (si, yo también opino que es una pesadez y pérdida de tiempo, pero aún me toca hacerlo algunas veces en trabajos para la universidad porque Google no tiene todas las respuestas, aún), pero ahora solo hace falta googlear tu duda, y en segundos tendrás la respuesta. Ahorra tiempo, si, es cómodo, si. Pero, ¿es bueno saberlo todo? Evidentemente, no, pues en muchas ocasiones intentamos saber más que los expertos en determinados temas, y la cosa acaba mal. Y si ya sumamos el hecho de que usar siempre el mismo tipo de buscador es similar a leer siempre el mismo periódico, la cosa es peor, pues nos ceñimos a los resultados que le gustan a Google (o que patrocinan, pues es una empresa que se mueve por dinero gracias a la publicidad). Hay que buscar variedad.

Sin ir más lejos en mi carrera (medicina) vemos cada día muchos pacientes que antes, durante, o después de las diferentes visitas al hospital han buscado sus dolencias en el Dr. Google. ERROR, MAL, FATAL. Lo más probable es que sus dolencias, vaya usted a saber por qué, misteriosamente siempre acaban en una enfermedad mortal. No, no lo hagáis, ese será mi trabajo, no el de Google (si yo quiero saber de informática o de física, no busco en Google, pregunto a los expertos en el tema que sabrán más y me lo explicarán mejor, ¿no?). Esto, amigos míos, ya tiene un nombre: Cibercondria. Por si no había suficiente con la hipocondría de toda la vida. Así que, POR FAVOR, evitad esto.

Si, dicen que El conocimiento es Poder. Yo apoyo esa frase, es muy positiva y te anima a ser curioso y saber cada día más. Pero, en el caso de Google, no es bueno usar este tipo de frase. No necesitamos tanta sobreinformación, de verdad.

Hay vida más allá de Google, y esto deberíamos tenerlo siempre en mente (sin llegar a ser apocalípticos, claro), pues quien sabe si nos toca buscarnos la vida otra vez simplemente porque nos dejan sin alguno de nuestros queridos servicios…