Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Cuando en nuestro periplo astronómico terrestre alrededor del Sol giramos atravesando las bastas llanuras desoladas del espacio exterior nos enfrentamos a un caos que no podemos ni imaginar. El espacio está lleno de cuerpos que amenazan a la Tierra, y todos los cuerpos astronómicos están en la misma situación.

Uno de los peligros más grandes del espacio son los meteoritos, cuerpos que viajan a sus anchas y acaban impactando contra la superficie de otro. El gran peligro que tienen es que, según su tamaño, velocidad y ángulo de impacto, uno de muy pequeñas dimensiones puede causar grandes daños.

Afortunadamente la Tierra está bien protegida frente a estos cuerpos especiales, principalmente gracias a Júpiter, que por ser el planeta de mayor tamaño del Sistema Solar es capaz de atraer a una gran cantidad de ellos, y por la atmósfera que nos rodea, que desintegra gran parte de ellos o los reduce hasta hacerlos de un tamaño insignificante o no peligroso.

Sin embargo la Luna no tiene atmósfera, y cuando un meteoroide llega a su superficie lo hace sin ningún tipo de desintegración previa, ocasionando muchos más daños que en la Tierra. Desde aquí tenemos gran cantidad de observatorios y dispositivos captando lo que ocurre constantemente en nuestro satélite, y aquí tenéis un genial vídeo que muestra cómo vemos cuando un meteorito impacta contra ella:

Este caso fue peculiarmente interesante ya que, aunque detectemos cientos de impactos al año, la del pasado 17 de Mayo fue especialmente grande, con un brillo diez veces mayor a las explosiones que se han observado en otras ocasiones. Según la NASA, si hubiésemos estado mirando a la Luna en ese momento, podríamos haber observado el impacto sin telescopio.

Fuente | NASA