Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

¿Recuerdas aquella película que marcó el inicio del siglo XXI, 2001: Una Odisea en el Espacio? En ella, un peculiar personaje conocido como HAL 9000 era el ordenador que se encarga de controlar las funciones vitales de la nave Discovery. Y, como en muchas de las películas de ciencia ficción, acaba alcanzando niveles de inteligencia artificial que llegan a ser casi comparables al de los humanos.

El por qué de ese nombre aún permanece incierto, ya que unos dicen que está detrás de la empresa IBM y otros que simplemente se trata del acrónimo de Heuristically Programmed Algortihmic Computer.

hal-9000-odisea-espacio-01

Sea cual sea su origen, esta película, basada en una novela de 1968, ha supuesto una nueva forma de ver la evolución de la tecnología desde el punto de vista cinematográfico.

Han sido muchos los que han propuesto tener este sistema instalado en nuestros hogares, pero es sin duda una gran idea el que cada uno se pueda construir su propio HAL 9000 y darle la personalidad que desee. De esta manera, Adafruit nos da las instrucciones para hacerlo. ¿El resultado? En el siguiente vídeo.

La persona que se ve en el vídeo es Phillip Burgess, un usuario que asegura que con un cortador láser, soldadura, spray de pintura y una lija podremos crear esta peculiar computadora. Lógicamente, esto es sólo para darle forma. Si lo que quieres es que hable tendrás que gastarte algo de dinero en una caja de voz con tecnología Arduino (menos de 100$). La idea es genial, aunque el precio te haga pensártelo dos veces.

Aunque en el cine solo salieron tres partes de esta saga (HAL en 2001, 2010 y 2061) sirvió para darnos cuenta hacia dónde se dirigía la tecnología desde un punto de vista algo futurista. Pero HAL no fue la única súper computadora con rasgos humanos, tenía un hermano gemelo en la Tierra que le ayudaba en su misión, SAL 9000. Entre ambos debían conseguir recuperar el control de la nave Discovery y que terminara la misión de una sola pieza.

Si tenemos en cuenta que estas películas están basadas en una novela de finales de los años 60, aunque salieran al cine a principios del S. XXI, destaca el optimismo con el que los científicos de la época veían en HAL 9000 la base de la comunicación mediante el habla entre máquinas y humanos y que, por el momento, parece que cada vez estamos más cerca de conseguirlo.