Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

¿A quién no le gustaría pertenecer al departamento secreto de una empresa donde todo tipo de ideas alocadas, conceptos o inspiraciones tienen cabida y lugar? De alguna manera, Google X o el laboratorio secreto de Google es el departamento que trata de hacer realidad estas ideas, conceptos o mock-ups para convertirlo en algo real, útil, productivo o rentable.

Una de estas ideas son, por ejemplo, la reciente propuesta por parte de Astro Teller de adquirir Makani Power, una compañía que ha creado unos aerogeneradores que se incorporan en los famosos drones o aviones no tripulados cuyas pruebas resultaron completamente satisfactorias por lo que, bajo autorización de Larry Page, Google adquirió Makani Power.

Este es solo un ejemplo del día a día que se vive dentro de Google X donde vieron la luz algunos proyectos tan conocidos como los vehículos autónomos o las Google Glass entre otros así como otras tantas que siguen en el tintero o se siguen puliendo para buscar una utilidad y es que, el dicho de “ya está todo inventado” no se conoce en Google .

El pasado mes, Bloomberg Businessweek se entrevistó con el máximo responsable del proyecto de Google X, Astro Teller donde se pudieron conocer detalles y el día a día de Google X y su significado e importancia tanto para la compañía como para el mundo tecnológico en general si bien es cierto que Google X no es ninguna novedad en cuanto a la apuesta por la innovación dado que pretenden seguir los pasos que otras compañías o personas ya realizaron en su momento como por ejemplo Bletchley Park donde se creó la criptografía moderna u otras como AT&T, Bell Labs o Xerox PARC entre otras donde su creatividad dio origen a avances tecnológicos como el transistor, el propio ordenador personal o escritorios gráficos aunque con un problema y fue la dificultad de hacer ver a cada una de sus compañías el provecho y necesidad de estas innovaciones. Sin ir más lejos el propio Xerox PARC con el entorno gráfico o el ratón, inventos que aparentemente carecían de importancia para su respectiva compañía, otras como Microsoft o Apple si supieron aprovechar, desarrollar y comercializar.

Por otra parte, teniendo en cuenta la situación económica mundial, empresas y organizaciones vinculadas al progreso o la innovación ven como sufren constantemente recortes como la NASA que ha sufrido un recorte de un 11% en su presupuesto. Estos recortes pueden conllevar un frenazo en cuanto al I+D y al lanzamiento de nuevas tecnologías, sistemas o dispositivos, sin embargo, desde que en el 2010 el Consejo de Administración de Google comenzara a financiar el departamento de Google X la inversión del pasado año en I+D fue de 6,8 mil millones de dólares dólares, lo que significó un 79% de incremento desde sus inicios.

Google X es comparable de algún modo a la fábrica de chocolate de Willy Wonka, un taller mágico lejos de lo establecido, de lo lógico y de los ojos de juicio del mundo hasta el punto que post-it´s como “Guardad a los Oompa Loompas” son muy populares en todo el departamento de Google X.

Además de los coches autónomos, las Google Glass y otros proyectos como por ejemplo el anteriormente mencionado respecto a los aerogeneradores para drones hay tantas cosas en mente como capacidad imaginativa de sus trabajadores y tan útiles como el poder facilitar el acceso a Internet a los países subdesarrollados a través de conexiones de banda ancha a través de globos situados a gran altitud.

Una de las mejores bazas de Google X ha sido la gran vinculación de Sergey Brin dentro de este departamento y la importancia que le otorga pasando gran parte del día viendo estudios, resultados e ideas que allí se cuecen y un gran traductor del idioma tecnológico o simplemente conceptos a la hora de traducirlos a un idioma que se entienda dentro del consejo de administración o el público en general demostrando tanto la utilidad como monetización de algunas de las creaciones por lo que, a diferencia de compañías que en su momento crearon e innovaron pero no supieron aprovecharlo, el departamento secreto de Google, Google X cuenta con un respaldo y comprensión absoluta dentro de su compañía.

Fuente: Businessweek