Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Científicos australianos han encontrado una manera de aumentar potencialmente la eficiencia de los paneles solares así como lograr la reducción considerable de su coste.

Investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur han creado una serie de mejoras en el diseño de los paneles fotovoltaicos que no habrían sido previstos hasta otra década futura.

Las mejoras

Para conseguir una mejora en la efectividad de los paneles solares se hace uso de átomos de hidrógeno para contrarrestar los efectos negativos de las células de silicio utilizados en los paneles solares. Como consecuencia, se puede aprovechar la mala calidad de silicio para la creación de paneles de alta calidad.

El proceso hace que el silicio barato sea más efectivo que el material que, aparentemente es de mejor calidad y más caro que es el que se usa en la actualidad. Esto implica a que el precio de estos sea la mitad que los paneles actual de células solares reduciendo drásticamente el coste de los mismos. En la actualidad, las mejores células solares comerciales utilizadas son capaces de convertir entre el 17 y 19 por ciento de la energía solar en electricidad. La técnica creada por los investigadores de la UNSW patentada este año, puede producir eficiencias de entre el 21 y el 23 por ciento.

Reducción de costes

El coste de los paneles solares se ha ido reducido en un 65% en dos últimos años, debido en parte a un enorme aumento de producción en China. Los australianos han estado aprovechando de los precios más económicos, con el número de viviendas con paneles solares.

El extraordinario crecimiento causado por esta bajada de costes ha conllevado a que algunas empresas hayan realizado una enorme inversión para expandir la oferta ha causado algunas bajas en la industria ya que las empresas han adquirido una enorme deuda para expandir la oferta. Sin embargo, este descenso no se va a quedar en esto dado que se prevee que en el 2020 los precios de los paneles solares serán un 60% más baratos. Sin duda, tras este descubrimiento de la UNWS estas predicciones serán más que alcanzables.

Ya son 8 las grandes empresas que se han inscrito para ser socios en el desarrollo de la tecnología a escala industrial, incluyendo Suntech, uno de los mayores fabricantes del sector.

Financiación

Suntech ha financiado una gran parte de los primeros estudios, principalmente en China. Por una parte Suntech tendrá el derecho a usar esta tecnología mientras que la UNSW tendrá la posibilidad de ofrecer la tecnología a otras empresas.

La financiación para ayudar a estudiar, crecer y  comercializar esta tecnología alcanzará unos 15 millones de dólares en tres años. Mientras tanto la UNSW buscará el apoyo de la Agencia de Energía Renovable australiana del gobierno federal.

El coste de este sector energético se valora actualmente en unos 100 mil millones de dólares al año pronosticando que la industria solar alcance los 140 mil millones de dólares en 2018, según las estimaciones publicadas en abril por Transparency Market Research.

La capacidad fotovoltaica instalada globalmente se estima que superó los 100 gigavatios en el trimestre del pasado marzo, según la Agencia Internacional de Energía. Se estima que a final de esta década se triplique el consumo procedente de la energía solar. 

Esto puede ser un salto energético importante en España, país que ocupa el 4ª puesto en el ranking de los países que más uso hacen de la energía solar de la cual exporta un 80% a Alemania.

Llama la atención que gran parte de este proyecto tanto a nivel de esfuerzos como económico provengan de Australia siendo el 8º país que utiliza energía solar con una capacidad energética de 2,4 GW a finales del 2012 mientras que en España se recorta en energías alternativas por otras más tradicionales como la energía térmica u otras más discutibles como la nuclear.

Fuente: http://www.smh.com.au/