Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

De un tiempo a esta parte Google no ha dejado de experimentar con uno de sus proyectos más innovadores salido directamente de su X Lab, y como no podía ser de otra forma, el mundo de la tecnología no ha dejado de rastrear cualquier detalle acerca de tal deseada tecnología. Estamos hablando del vehículo de conducción autónoma de Google, un Toyota Prius que monta una cantidad suficiente de sensores como para no necesitar conductor alguno.

En este caso, Bill Gross, CEO y fundador de Idealab, nos revela que durante su asistencia a un evento de los X-Prize, ha descubierto que el vehículo de Google recoge nada más y nada menos que ¡750MB de datos ambientales por segundo! ¿De dónde saca tanta información? os preguntaréis algunos…

Considerando la sorprendente velocidad que llega a alcanzar en algunas de las pruebas que podemos ver en YouTube, no es de extrañar que considere relevante cualquier variación mínima del entorno por el cual se desarrolla su actividad. Cargado con un arsenal de receptores estratégicamente colocados, el Google Car sería capaz de localizar desde una pelota cuya trayectoria pudiera cruzarse con la carretera, hasta un pajarillo que vuela a escasos metros del vehículo, o incluso la trayectoria de un cigarrillo arrojado a la vía por cualquier peatón…

Resulta realmente sorprendente la cuantificación de lo que podría ser la cantidad mínima de información que se necesita para conducir de una manera tan habitual como lo hace cualquier ser humano.

¿Os imagináis qué cantidad de información necesitaría recoger un robot para realizar cualquier otra de nuestras actividades rutinarias?