Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Recientemente he tenido dos experiencias bastante reveladoras sobre el tema del emprendimiento que entran en el peligroso terreno de la política y la crisis que actualmente atravesamos en España. No quiero asustar a lectores de otros países, y es que aunque voy a contar una experiencia vivida aquí, esto parece que atañe a casi todos los países de habla hispana.

La semana pasada estuve en Bilbao asistiendo al Sherpa Summit, un evento organizado por Xabier Uribe-Etxebarria, creador de Sherpa que ya antes se había lanzado al tenebroso y oscuro terreno del emprendimiento tecnológico con Anboto.

Durante este congreso tuvimos conferenciantes de la categoría de John Lunn de PayPal, Mitchell Baker de Mozilla, la muy interesante intervención de Doug Salomon de Ideo e incluso una llamada en directo con el que fue CEO de Apple en la etapa que no cubrió Steve Jobs, John Sculley.

Se podrá criticar todo lo que sea criticable del Sherpa Summit como las conferencias dedicadas a la eterna promesa del HTML5 que sigue vendiéndose como el futuro cuando ya debería ser el presente, pero lo que es cierto es que se trata de un congreso que hay que potenciar en España. Xabier tiene un mérito enorme trayendo a esta gente sin que cobren por ello y transmitiendo sus conocimientos y experiencia a todos los que asistimos. Puede que mucho ya lo hayamos oído mil veces, pero siempre sales sabiendo algo nuevo, y cuando una buena organización acompaña, da gusto pasarse por allí.

Escuché de todo al terminar el evento, pero la conclusión que saco es que mientras no dejemos de tirar piedras con nuestro propio tejado no podremos empezar a mejorar y crecer, y hablo desde el punto de vista de los emprendedores de este país. Dejemos que gente como Xabier siga creando este tipo de eventos y ayudándoles a que mejoren y que se pueda empezar a hablar de España no sólo como un pozo del que las grandes mentes sólo pueden escapar para triunfar, si no de un lugar donde se reúnen para crear e innovar.

En este sentido conocí una persona increíble durante el Sherma Summit. Javi Jiménez es fundador y CTO de tapquo, una empresa española que definir me llevaría varios artículos y la pérdida de movimiento del 50% de mis neuronas. Resumiendo, tapquo se dedica al diseño de la experiencia de aplicaciones multidispositivo, desde el smartphone hasta la televisión, adaptando no sólo la aplicación e interfaz en si, si no todo su funcionamiento y experiencia, porque no es lo mismo navegar en una aplicación desde el móvil que desde el sofá.

La idea de tapquo pasa por interconectar diferentes aplicaciones entre sí a través de una matriz global, obteniendo datos de  uso de todas ellas para mejorar nuestra experiencia. Es de verdad brillante, y aunque todavía se encuentran en fase de lanzamiento y no podamos dar todos los detalles, seguro que vamos a oír hablar mucho de ellos y de sus productos. Pero lo que más me gustó de Javi fue su filosofía, “estamos en España para quedarnos, ¿para qué vamos a irnos a Silicon Valley si hoy en día tenemos Internet?“. Esa es la mentalidad, y aunque ahora sea duro, somos capaces de hacer mucho más de lo que nos dejan ver que podemos hacer.

Por último os quería hablar de Joserra Novela, una persona que he conocido en persona hoy después de un tiempo en el que han sido los medios digitales los que han facilitado nuestra comunicación. Joserra es el Director de Desarrollo de Negocio de Senzari en España. Senzari es una empresa que comenzó como servicio de música gratuita en streaming y hoy en día es un conglomerado que empieza a dar unos productos increíbles. A día de hoy lo que es sólo el servicio de streaming de música es WahWah, pero hay mucho por llegar. Por ahora os podemos adelantar que en pocas semanas estará en Android y ya podéis ir probándola desde iPhone o desde Moosic.

Antes de discutir con él temas que seguramente os aburrirían mucho, hemos hablado sobre la situación actual. “En España te crucifican por fracasar emprendiendo, en EEUU es obligatorio en un buen currículum“, dice acertadamente Joserra, y es que esta mentalidad nos falta aquí en todas partes. Y es que el que ha fallado, si vemos que ha aprendido, sabe qué piedras evitar para no volver a caerse. “No queremos gente a la que siempre le ha ido bien“, concluye Novela, y desde un punto de vista empresarial es totalmente comprensible.

Los errores son fruto de la experiencia, y el que sabe aprender es el que acaba triunfando. Tenemos que cambiar nuestro punto de vista en ese sentido, porque mientras el único objetivo siga no cambiar para no equivocarnos, siempre seguiremos una línea recta. Puede que hayamos acertado al apuntar desde lejos, pero lo más probable es que tengamos que volver a cambiar la dirección en la que nos movemos.