Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Acabo de tener una visión. Una visión realmente extraña y que hace que empiece a preocuparme un poco de mi cerebro, ya que no es algo muy normal y dudo mucho que Sergey Brin tenga este tipo de ideas en la cabeza cuando habla y prodiga sobre Google Glass.

Primero lo primero: ¿Qué es Google Glass? Pues ahí está precisamente la cuestión, que por mucho que podamos imaginar, no lo sabemos. La idea con estos primeros prototipos que empiezan a llegar a la gente es que, además de empezar a descubrirse fallos de seguridad y problemas iniciales, se marque el camino que este curioso gadget va a servir.

hipster-google-glass-03Es importante tener en cuenta el precio a la hora de apreciar hacia donde va. Hablamos de un dispositivo que, una vez llegue al mercado seguramente el año que viene, tenga un precio similar al de un smartphone de gama alta. Es decir, muy difícilmente bajará de 600€, y es un dato más que relevante.

Mi visión de hoy es la siguiente, ¿imagináis un futuro de Google Glass tecno-hipster? La definición de hipster varía según el país, la persona que la haga o incluso el subgénero al que pertenezca, pero en general se trata de un estilo independiente que viene de décadas atrás pero hoy en día es denominado también como “moderno”. ¿Y qué me lleva a asociar Google Glass con la subcultura hipster? Por supuesto, las gafas.

Aunque ahora la definición de hipster haya aumentado hacia mucha más gente, en principio definía a un grupo de personas con un poder adquisitivo medio-alto, y las típicas gafas de pasta han sido uno de los complementos que más les han acompañado, siendo la tecnología, aunque de una manera diferente a la que podemos entender desde el punto de vista tecnólogo, otro de sus elementos diferenciadores, principalmente tendiendo a ser identificados con Apple y el iPhone.

Hipster Glasses¿Y si Google Glass evoluciona hacia el camino hipster? Es posible que en un año tengamos un cambio en este movimiento y un futuro tecno-hipster-apolcalíptico con individuos disfrazados de Vegeta comiencen a dominar el mundo gracias a la implantación de tecnología de última generación en sus cabezas. Quizás mi visión sea debido al cansancio extremo de estos días, pero es uno de los posibles caminos, aunque quizás muchos lo veáis más enfocado a auténticos amantes de la tecnología y early adopters.

En cualquier caso, Google Glass tiene un gran camino por recorrer en cuanto a orientación del producto, posiblemente uno de los pasos más importantes que tenga que dar, ya que a día de hoy todavía no sabemos exactamente para qué podemos necesitar algo así a ese precio. Aunque recordad que lo mismo pasó al principio con las tablets.

¿Qué camino crees que seguirá Google Glass? Os lo digo en serio, si finalmente no sigue el camino hipster, yo pediré a Google un modelo gafapasta de Glass.