Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Tan sólo quedan aproximadamente tres semanas para que Google eche el cierre definitivo a Google Reader. Una noticia que conmocionó a los muchísimos usuarios que lo utilizábamos de forma habitual para la gestión de nuestras RSS y que verdaderamente dejó descolocados a todos los medios.

Lo cierto es que muchos nos hemos preguntado el porqué de este cierre. Y, evidentemente, muchas han sido las conjeturas, las hipótesis y los rumores que intentaban explicar el cierre. Hasta ahora. Ha sido Richard Gringras, Director Senior de  Google News y Social Products el que por fin ha dado voz a este cierre en unas declaraciones a la revista Wired. Y básicamente da a entender que Google Reader era una manera antigua de consumir noticias, que no estaba a la altura de los tiempos que corren.

Para Gringras Google Reader representa un modo antiguo de consumir noticias y que se necesitaba algo para sustituir “viejos hábitos de consumo de noticias desde que desayunamos junto con una lectura pausada a lo largo del día”. Y así da a entender que las alternativas que ofrece Google son que usemos tanto su red social Google+ como Google Currents, los dos únicos productos que a día de hoy podrían tener un símil con el ya pronto desaparecido Google Reader.

feedly-google-reader-01Mientras que Google concibe los lectores de RSS como cosa del pasado, no han sido pocos los que han salido a aprovechar la oportunidad de ganar usuarios, erigiéndose como alternativas muy válidas como Feedly, que quizá ha sido la que mejor ha sabido recoger el testigo que la compañía californiana ha decidido soltar. Quizá la decisión venga por encontrar en su modo más audiencia, pero lo cierto es que las alternativas han reaccionado de forma rápida para todos aquellos que todavía consumimos noticias “a la antigua”.

El tiempo dirá si la decisión de Google fue acertada, no dudo que no tuviera datos suficientes como para justificar el cierre de un servicio como Google Reader, pero está claro que no ha sabido dar a conocer una alternativa supuestamente actualizada del consumo de noticias.

Fuente: Wired