Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Que Microsoft no está en la situación actual que le gustaría es un hecho. No solo tiene graves problemas de comunicación con los jugadores y posibles compradores de Xbox One, sino que en su feudo, los ordenadores personales, cada vez está mas débil por la tibia acogida de Windows 8. Tampoco es que su apuesta por el mercado móvil, Windows Phone vaya mucho mejor, así que es normal que desde dentro de la compañía empiecen a replantearse algunas cosas. ¿Y en quién mejor que en fijarse, que en el líder?

Y el líder, por supuesto, es Google. Puede sonar prepotente que Microsoft pretenda vencer a Google en su propio juego, pero no se puede negar que no tienen la base, de nombre Bing. Es cierto que tradicionalmente su buscador no ha estado a la altura, pero no lo es menos que no ha parado de evolucionar, de introducir novedades y de cambiar según lo que pedía el usuario. Y Bing es la plataforma sobre la que Microsoft quiere construir su imperio.

windows-8-1-3

Una muestra es la búsqueda renovada de Windows 8.1, que no solo se dedica a buscar archivos e información, sino que nos saca resultados contextuales dependiendo de la situación. Por ejemplo, busca tu grupo favorito y no solo aparecerán los archivos que tengas en el dispositivo, sino también información de la Wikipedia, vídeos online y nuevas canciones que comprar, todo ello con una interfaz elegante y con un estilo propio para cada búsqueda.

siriios7

Con el anuncio de Apple de que Siri obtendrá los resultados de las búsquedas de Bing en vez de en Google, Microsoft dió otro paso para ofrecer una plataforma común independientemente del dispositivo, exactamente igual que (¿lo adivináis?) Google. Aunque es una estrategia muy polémica, y que puede no tener sentido al principio, se está demostrando que eliminar la exclusividad de tus servicios es algo positivo. Si los usuarios no tienen que comprar un modelo en particular para poder disfrutar un servicio, es mas probable que lo usen y que por tanto se conviertan en usuarios fieles a esa marca y a sus dispositivos. Por eso Google cuida tanto sus aplicaciones para iOS, con la seguridad de que los usuarios que las instalan podrían perfectamente pasarse a Android sabiendo que su experiencia no será muy distinta.

Aún es pronto para decir si esta es una nueva Microsoft, pero con Bing tienen una base con la que cambiar su rumbo. Otra cosa es que la aprovechen, algo que está por ver.