Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Este artículo está basado en el origen de la frase “Ok, Glass” en palabras de la propia Amanda Rosenberg, Project Marketing Manager para Google Glass en la que nos muestra el correo que envió a Mat Balez, Product Manager de Google Glass en el que por primera vez surgió la orden para activar las gafas de Google.

Amanda Rosenberg fue invitada a una cena con Mat Balez y su esposa. Evidentemente, aunque Google es una compañía muy grande, es difícil no conocer a los responsables de cada producto y como Project Marketing Manager que era Amanda, se dispuso a impresionar a Mat durante esta cena. Lógicamente, algo que puede cambiar la perspectiva de la comunicación como son las Google Glass es algo muy jugoso por lo que luchar y conseguir una plaza en el equipo que las podrían hacer realidad en Google X.

Una vez finalizada la cena, Mat y Amanda estuvieron hablando sobre las gafas y su funcionamiento. Mat mencionó que en esos momentos estaban trabajando en el “hotword” de las Google Glass. Por orden de eliminación y con tal de no cargarse lo que había conseguido para asombrar a Mat esa noche, Amanda no preguntó qué era el “hotword” aunque por orden de eliminación y según como avanzaba la charla con Mat llegó a la conclusión de que se trataba de la frase que activaba las funciones y órdenes de Google Glass.

Evidentemente especulaba y en lugar de preguntar y salir de la duda, Amanda se quedó mirando y asintiendo (hemos de reconocer que en más de una ocasión más de uno lo hemos hecho). Una vez Mat había acabado su charla, Amanda, que ya estaba pensando en “Ok Glass” no dijo nada en ese momento, digamos que si tardas tres segundos en tener una idea y hacer una propuesta en lugar de hacerse el interesante puede que esta idea sea infravalorada por lo que prefirió no responder en ese momento soltando alguna chorrada del tipo “mira que hay”.

Una vez regresó a casa, y después de darle vueltas a la idea sobre alternativas a la palabra de activación, Amanda decidió darle color a su idea y realizar su propuesta. En cuanto a la búsqueda de otros planes por si “Ok Glass” no funcionaba, lo dio por perdido al ver que solo tenía esa frase en la cabeza y ya era imposible buscar otras alternativas.  Al final escribió un correo a Mat con la idea y propuesta y las razones que le llevaron a elegir esa frase. Dicho correo real lo ha publicado en su perfil de Google+.

okemail

 

Amanda consiguió su puesto, el de Project Marketing Manager de Google Glass aunque si fue objeto de bromas respecto a su idea. En realidad ella tiene más razones para bromear con el resto del equipo teniendo en cuenta las alternativas que éste había propuesto para el “hotword” de Google Glass:

  • Listen up Glass (Escucha, Glass)
  • Hear me now (Escúchame ahora)
  • Let me use Glass to (Permíteme usar Glass para…)
  • Go Go Glass
  • Clap on
  • Device, please (Dispositivo, por favor)
  • 3, 2, 1…
  • Glassicus
  • Glass alive (Glass, revive)
  • Pew pew pew

Alguna de esas frases son un poco delirantes y es que, como bien dice el dicho, “zapatero a tus zapatos” y es un gran ejemplo de la necesidad de tener expertos en cada una de las ramas necesarias como Marketing, Comunicación, Desarrollo, Diseño Gráfico o User Experience para poder hacer un enorme trabajo en equipo.

Para Amanda el dar con la “hotword” fue relativamente sencillo en comparación al trabajo necesario y real para que la frase funcione correctamente y las Google Glass cobren vida ante la frase “Ok Glass”.

Fuente | Google+