Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

A la hora de comprar un ordenador, siempre hay que hacer sacrificios. A veces tenemos que elegir un procesador algo peor, o poner una sola tarjeta gráfica en vez de dos. Es inevitable, ya que no tenemos todo el dinero del mundo y el mercado del hardware parece infinito. Si nos pusiésemos a añadir productos de gama alta acabaríamos con un ordenador mas caro que un coche, y la mayoría no necesitamos eso ya que nos basta con que pueda ejecutar los últimos juegos y aplicaciones a una resolución decente. Pero, ¿qué pasaría si no tuviésemos el problema del presupuesto?

Algo muy grande, es la respuesta. Todo empezó con la prueba de tres monitores Sharp PN-K321, con resolución 4k. Esto significa que, al juntar los tres, se consigue la nada despreciable cifra de unos 1,500 millones de píxeles. ¿Qué equipo sería necesario para poder jugar correctamente con esa resolución? ¿Cómo tendríamos que explicarle al banco para qué necesitamos el préstamo? Esta y otras preguntas son las que se hicieron estos valientes del blog de Windows Extremo.

Afortunadamente, no hay nada como pertenecer al equipo de un blog oficial de Microsoft para conseguir favores de los fabricantes. Sin duda alguna el apartado mas importante era el de las tarjetas gráficas, que debían asegurar una tasa de frames mas o menos constante a 60 Hz y a unas resoluciones de infarto. Para ello, obtuvieron una AMD Radeon HD 7970 Direct CU II de la marca Asus, acompañada de otras dos 7970 “normales”. La Asus sería la tarjeta principal, por aquello de poseer overclock y de contar con cuatro puertos DisplayPort completos, necesarios para conectar los monitores. Hay que tener en cuenta que desde AMD crearon un driver específico para la situación, así que la prueba tiene un poco de “trampa”, aunque no dudo que los resultados no serían similares en una situación normal.

ASUS-HD-7970

Cuando probaron la tarjeta Asus en solitario, “solo” consiguieron tasas por debajo de los 30 frames por segundo en Dirt 3, de ahí que tuviesen que añadir otras dos tarjetas si querían conseguir el objetivo de los 60 frames por segundo soñados por todos los jugadores. Y lo mejor de todo es que lo consiguieron, con una resolución total de 11,520 x 2,160 que daba lugar a casi 1,500 millones de píxeles renderizados cada segundo. Podéis ver una captura de pantalla de la pinta que tiene Dirt 3 a esa resolución en este enlace. Sí, solo comprar los tres monitores ya cuesta del orden de los 15,000 €, pero desde luego debe ser una experiencia que merece la pena.

Fuente | Extreme Windows Blog