Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El aumento de tamaño de los consumibles ha ido aumentando conforme las necesidades de los usuarios lo han hecho. Recientemente, tuvimos el aumento de los 600 MB del CD a los 4.7 GB del DVD, y de ahí el gran salto al Blu-Ray que permite entre 25 GB y 100 GB según las capas y el formato. Cada salto de generación ha ido acompañado de una necesidad. Por ejemplo, los DVD ofrecían un salto de calidad de vídeo respecto a los VHS y los Video CD y en cuanto la tecnología estuvo disponible a la masa del público, invadió la mayoría de los hogares. Con el Blu-Ray ha pasado algo parecido, si bien a una escala mucho menor ya que sus altos precios iniciales impidieron una popularización rápida.

Ahora, Sony y Panasonic anuncian que el Blu-Ray no es suficiente, y ya están trabajando en unos discos de 300 GB. Las otrora competidoras se unen para conseguir un formato estandarizado que cumpla con las necesidades de la industria, pero, ¿qué industria? Con un Blu-Ray que no termina de despegar, y el aumento de uso de los sistemas de guardado en la nube, no queda muy claro que el usuario final quiera unos discos de gran tamaño para guardar sus datos o ver sus películas. Por supuesto, las nuevas resoluciones de vídeo 4k necesitan una gran cantidad de espacio, pero muchos usuarios no ven la necesidad de actualizar, cuando la resolución 1080p es suficiente para muchos.

sony-4k

Por supuesto, la otra utilidad está en el uso empresarial. Y es que todos esos datos en la nube a veces hay que transportarlos de alguna manera, y discos de 300 GB pueden ser una buena opción en algunos casos. Sin embargo, muchos arquean la ceja cuando piensan en seguir usando un formato físico para transportar sus datos. El lanzamiento de los nuevos discos está previsto para el 2015, y aunque no hay ningún anuncio de su uso en reproductores de vídeo, nos extrañaría mucho que no los hubiese teniendo en cuenta que Sony está involucrada.

Fuente | Sony

Imagen portada | Paolo Neo