Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Son buenos tiempos para la experimentación con nuevas interfaces, y eso bien lo saben los principales fabricantes de electrónica como Samsung con sus pantallas flexibles YOUM. En esta ocasión es Microsoft quien se lanza a la piscina desarrollando la que sería la primera pantalla 3D con tecnología háptica, la cual según los de Redmond, podría tener una infinidad de aplicaciones, como en medicina, en dispositivos portátiles o en consolas.

El proyecto en cuestión combina una pantalla 3D equipada de sensores de fuerza y un brazo robótico que haría oscilar la pantalla hacia delante y atrás en función de la presión ejercida y la zona de la pantalla interactuada. Mediante el control de la resistencia del dedo sobre la pantalla, Microsoft dice poder simular la forma y el peso de los objetos que se muestran en la pantalla.

Cuando el usuario toca la pantalla, esta se retrae ligeramente a la vez que ejerce una fuerza mínima en sentido contrario para mantener el contacto entre nuestro dedo. Mientras se realiza este calibrado, el sistema ajusta el tamaño y la perspectiva de los objetos para crear el efecto 3D. Una vez equilibrada, la pantalla siempre tratará de mantener este contacto oscilando gracias al brazo robótico, el cual, responderá con una determinada resistencia en función de la zona tocada y la presión ejercida por el usuario, consiguiendo simular el sentido físico del tacto.

1

Entre los posibles fines médicos, Microsoft comenta la posibilidad de aplicar su tecnología 3D háptica al estudio de resonancias magnéticas del cerebro en busca de tumores. A medida que el médico palpa la imagen obtenida por la resonancia, el tacto se tornaría diferente en aquellas zonas en que se detecte alguna anomalía con respecto al tejido cerebral normal.

“A medida que tu dedo empuja la pantalla y el tacto se funde con la visión en 3D, la imágenes se actualizan constantemente para que estas se correspondan con tu percepción de profundidad, este procedimiento es suficiente para que tu cerebro acepte el mundo virtual como real.”

Otro de los fines de este proyecto sería la fabricación de pantallas para terminales portátiles con respuesta háptica, al estilo de Tactus, o la integración en consolas a través del panel táctil de mandos como el de PS4. De cualquier forma, parece que la tecnología háptica está deseando abrirse camino entre la tecnología actual.

Vía | BBC News