Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Hoy AMD ha presentado su nueva gama de tarjetas gráficas, la R7 y la R9. Aunque por si solas son un lanzamiento muy a tener en cuenta para el aficionado, la verdad es que su protagonismo se vio eclipsado por otro anuncio que, aunque es mas técnico, puede influir muchísimo mas en una mejora del rendimiento en gráficos 3D. Este santo grial se llama Mantle, y puede ser la respuesta que buscábamos los jugadores de PC.

Hasta ahora los jugadores de PC eran los mas maltratados de todos en términos de rendimiento de los juegos. A pesar de que los ordenadores suelen ser bastante mas potentes que una consola cualquiera, los desarrolladores no aprovechan esa potencia extra y desarrollan versiones, o “ports” que son inferiores al original. Esto es porque desarrollar de nuevo el código para aprovechar los chips gráficos de PC es demasiado trabajo y demasiados costes como para justificarlo. Mantle llega para solucionar esto, y promete ser revolucionario, aunque también muy polémico.

mantle-radeon-3

Mantle es una API, es decir, un conjunto de instrucciones que los desarrolladores pueden usar a la hora de programar sus juegos. Normalmente un programador no accede directamente al hardware, sino que en medio hay diversos sistemas como una API, para hacer las cosas mas fáciles. El problema consecuente es que es muy dificil aprovechar el hardware al 100%, ya que el código resultante tiene que ser lo suficientemente estandarizado como para funcionar en toda la variedad de chips gráficos del mercado. Este problema no es tan agudo en las consolas, ya que al fin y al cabo solo existen dos o tres en el mercado al mismo tiempo.

Sin embargo, esta nueva generación de consolas que llegará en los próximos meses, Playstation 4 y Xbox One tienen una cosa en común: ambas usan procesadores gráficos de AMD. Así que, ¿por qué no aprovecharlo?. De ahí nace Mantle. La idea es que un desarrollador pueda escribir código que funcione tanto en consolas como en ordenadores con gráficas Radeon sin ninguna diferencia.

Para ello, Mantle no usa DirectX, sino que el programador accede a un nivel mas bajo para sacarle todo el partido al chip gráfico, usando funciones específicas de los chips de AMD y consiguiendo por tanto un aumento de rendimiento notable. Una vez terminado, este código puede ser usado tanto en PC como en PS4 y Xbox One. Las posibilidades son enormes, y eliminarían de un plumazo los malos “ports”.  El primer juego que hará uso de Mantle será Battlefield 4, cuyo motor gráfico Frostbite 3 tendrá una versión específica para esta API, así que se esperan mas juegos compatibles en poco tiempo.

mantle-radeon-2

A estas alturas ya habréis supuesto el mayor problema de Mantle: es exclusivo de AMD. Nvidia no consiguió meter sus chips en ninguna de las consolas de nueva generación, y prefirió centrarse en desarrollo móvil y de escritorio. Si Mantle se populariza, estaríamos ante una situación de monopolio por parte de AMD, y los usuarios de tarjetas Nvidia serían abandonados. Es poco probable que esto ocurra de la noche a la mañana, y la compatibilidad de todos los próximos juegos con tarjetas Nvidia está garantizada, pero es algo a tener en cuenta. El mercado de PC siempre se ha caracterizado por la variedad de su hardware, lo cual tiene muchos puntos negativos, pero también algunos positivos sin los cuales no sería la misma plataforma.