Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

De todos los cánceres, el cáncer de pulmón es el que más muertes produce, tanto en hombres como en mujeres. Según la American Lung Association, causa más muertes que el cáncer de colon, mama y próstata juntos.

Aunque existen varias pruebas para detectar el cáncer de pulmón, el principal problema consiste en diagnosticarlo cuando todavía se encuentra en fases iniciales. Ahora, la solución a este importante problema puede que esté más próxima de lo que pensamos: los científicos de la Universidad de Louisville han descubierto que, midiendo los compuestos específicos de nuestro aire exhalado, se puede detectar de manera precoz el tumor.

Ya comentamos en un artículo anterior de Medciencia otro posible uso de un test de aliento, concretamente para detectar infecciones pulmonares, un método bastante novedoso; pero, gracias a este nuevo hallazgo, el test de aliento no solo podría servir para detectar infecciones pulmonares, excesos de alcohol o bacterias como Helicobacter pylori en nuestro estómago, sino también para detectar el cáncer de pulmón en fases cuando es potencialmente curable

El doctor Michael Bousamra y sus compañeros realizaron este descubrimiento examinando a los pacientes con lesiones pulmonares “sospechosas”. Utilizaron un microprocesador de silicona y, mediante un espectrómetro de masas, midieron los compuestos orgánicos volátiles (denominados carbonilos) del aire exhalado por los pacientes con sospecha de cáncer de pulmón. Entre estos compuestos se incluyen las cetonas y aldehídos, que son producidas a bajas concentraciones por el cuerpo humano.

Después de analizar los resultados, el equipo halló que el 95% de los pacientes con una masa pulmonar tenían una elevación considerable de los niveles de estos compuestos, en concreto 3 ó 4 veces más.

El doctor Bousamra advierte que estos datos son preliminares, pero destaca que la ausencia de este incremento en los niveles de estas sustancias predijo el 80% de las masas benignas de los pacientes; es decir, cuanto menor sea la cantidad de estos compuestos en el aire exhalado, mayor será la probabilidad de que la masa en cuestión sea benigna.

Posteriormente, después de eliminar los nódulos malignos en algunos pacientes, los investigadores descubrieron que los niveles de los carbonilos volvieron a la normalidad.

Finalmente, el doctor Bousamra habla sobre la posibilidad de usar esta técnica como prueba estándar:

“En lugar de enviar a los pacientes a procedimientos de biopsia invasiva cuando se identifica una masa pulmonar sospechosa, nuestro estudio sugiere que el aliento exhalado podría identificar qué pacientes pueden ser destinados a una biopsia intra-operatoria inmediata y a la resección. La novedad de este enfoque incluye la simplicidad de la recogida de muestras y la facilidad para los pacientes.”

Fuente: MNT