Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Ayer una noticia nos chocó a todos: un juzgado ordenaba el bloqueo en España a nivel de operadora de varias páginas web. Aunque las afectadas son páginas dedicadas a las descargas, queda una sensación entre los internautas de que hemos entrado en la era del bloqueo de webs en España, que a partir de ahora podemos ver mas decisiones semejantes

El bloqueo de las grandes operadoras a Newpct y compañía se realiza a nivel de servidor DNS. Los ordenadores no entienden las direcciones web que escribimos en nuestro navegador, sino direcciones IP; cuando introducimos una dirección nuestro sistema solicita al servidor DNS que le pase la dirección IP asociada para que pueda iniciar la conexión.

Cuando nuestra operadora nos instaló la conexión a Internet dejó por defecto configurado sus servidores DNS, y por eso para bloquear webs lo único que tiene que hacer es borrar entradas de la lista. Afortunadamente eso significa que es relativamente fácil saltarse el bloqueo, simplemente indicando a nuestro sistema que use otros servidores DNS que no se vean afectados por los gobiernos. En nuestro caso vamos a usar un servidor DNS de Google (8.8.8.8) como primario y uno de OpenDNS (208.67.222.222) como secundario, pero podéis combinarlos como queráis.

Windows

windows-dns-1

Accedemos al centro de redes y pinchamos en “Cambiar configuración del adaptador”; a continuación pinchamos con el botón derecho sobre el adaptador de red que usamos (el conector en el que tenemos el cable de red o la conexión Wifi) y pinchamos en propiedades.

windows-dns-2

 

Veremos una lista de elementos, seleccionamos “Protocolo de Internet versión 4” y pinchamos en “Propiedades”.

windows-dns-3

 

En esta ventana en vez de “Obtener la dirección del servidor DNS automáticamente” seleccionamos la siguiente opción, “Usar las siguientes direcciones de servidor DNS” e introducimos las dos direcciones que hemos seleccionado, 8.8.8.8 y 208.67.222.222 en nuestro caso. Aceptamos y guardamos y la red se reiniciará para usar la nueva configuración.

Mac OS X

os-x-dns-1

Accedemos a las preferencias del sistema y a “Red”. Ahí elegimos la conexión que estamos usando, ya sea por cable o por Wi-fi y pulsamos en “Avanzado”.

os-x-dns-2

En la pestaña “DNS” podemos especificar los dos servidores que queremos usar 8.8.8.8 y 208.67.222.222 en nuestro caso.

Ubuntu

ubuntu-dns-2

Accedemos a “Configuración del sistema” (podemos buscarlo en el lanzador de Unity o acceder en el menú de usuario). Pinchamos en “Red”. Elegimos la conexión cableada o por Wi-fi que usamos y le damos a “Opciones”.

ubuntu-dns-3

En la pestaña “Ajustes de IPv4” cambiamos el método a “Solo direcciones automáticas”, y ya podremos cambiar la entrada “Servidores DNS”. Introducimos los servidores separados por una coma y espacio, 8.8.8.8 y 208.67.222.222 en nuestro caso.

El resto de distribuciones Linux tienen sistemas muy similares para configurar nuestra red, e incluso si la que usamos está basada en Ubuntu seguramente sea el mismo.

Router

router-dns

Lo malo de las alternativas anteriores es que tendremos que cambiar las DNS para todos los dispositivos que tengamos. Si realizamos este cambio en el router no tendremos que modificar la configuración de nuestro sistema. Cada router es un mundo, pero si accedemos a su configuración a través de un navegador web deberíamos poder encontrar una sección llamada “DNS” o similar.