Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

No es la primera vez que comentamos los beneficios para la salud que puede tener el hecho de poseer una mascota, y probablemente no será la última teniendo en cuenta la cantidad de nuevos estudios que van saliendo al respecto. Hoy daremos un nuevo giro de tuerca al asunto gracias al Dr. Townshend, veterinario en el Hospital de Animales de Easten Shore y autor de “Canine Sports Medicine”. Aquí tenemos sus 5 beneficios para la salud por poseer una mascota, algunos de los cuales hemo comentado ya alguna vez aquí en MedCiencia.

1. Tener una mascota aumenta la actividad física

Como ya comentamos en su momento sobre el beneficio de poseer un perro, el hecho de tener dicha mascota consigue aumentar la tasa de ejercicio físico entre sus dueños. Así lo afirmó un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU, donde participaron más de 2.000 personas que poseían perros, y en las cuales se detectó un aumento de actividad física y una probabilidad menor de convertirse en obesos. Al menos, respecto a las personas que no poseían un perro.

2. Tener una mascota reduce el estrés y mejora la autoestima

En otra ocasión también comentamos este punto, pues el hecho de poseer un animal doméstico consigue reducir el estrés (y si es un perro, mucho mejor). Se trata de un apoyo emocional que poseemos las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Los animales saben de forma instintiva cuando necesitamos su apoyo, cosa que nos produce un aumento de autoestima. Además, como ya sabéis, cada vez se usa más la terapia con animales, pues son un grandísimo apoyo a nivel emocional.

Por su parte, un estudio publicado en la American Journal of Cardiology demostró que los dueños de mascotas tenían una mejor adaptación a las situaciones estresantes a nivel cardíaco que aquellos individuos que no poseían una mascota.

3. Tener una mascota mejora la salud cardiovascular

Teniendo en cuenta el punto anterior, y aquella vez que os hablamos de los beneficios cardiovasculares de poseer mascotas, podemos afirmar que el hecho de tener un animal domestico es muy beneficioso para nuestro corazón.

Así lo afirman también una serie de estudios de la Asociación Americana del Corazón, en los cuales se ha detectado que poseer animales ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular, e incluso pueden ayudar a disminuir los niveles de colesterol y triglicérido sanguíneos. Es más, algún estudio ha llegado a afirmar que poseer una mascota puede aumentar la posibilidad de sobrevivir en aquellos individuos que han sufrido un infarto.

4. Tener una mascota protege contra las alergias

Aunque siempre se han asociado los empeoramientos de las alergias al hecho de tener un animal doméstico, un estudio publicado en JAMA en 2002 demostró que la exposición temprana a los animales puede ayudar a prevenir las alergias, concretamente en niños menores de un año con uno o más animales domésticos.

Por otra parte, otros estudios también han detectado que la exposición temprana a los gatos reduce el riesgo de desarrollar alergias tardías en la vida.

5. Tener una mascota mejora nuestra vida social

Aunque lo habréis notado por simple sentido común, no está de más demostrarlo mediante estudios. Si poseemos un animal doméstico (un perro, como es lo más común), tan solo por tener la obligación de salir con este a pasear ya aumenta nuestro impulso a entablar conversaciones con otros individuos de la calle, o con otros propietarios de animales. Todo esto en esencial nos hace aumentar y mejorar nuestra vida social.

De hecho, este mismo año se ha publicado un estudio en la revista Applied Developmental Science donde se ha demostrado que los adultos jovenes que poseen un perro o un gato afirman sentirse más conectados y relacionados con los demás individuos. Y existen inumerables estudios que afirman que poseer un animal doméstico nos hace más felices.

Vía | CNN.