Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El mundo de los videojuegos no está falto de polémica, sobre todo en lo que respecta a las guerras entre las distintas consolas y el PC. Un frente que ha vuelto a abrirse después de mucho tiempo es el de la cantidad de frames por segundo a los que van los juegos; una buena cantidad de títulos para las consolas de nueva generación van solo a 30 frames por segundo. Esto es importante o no dependiendo de a quién preguntes.

Una cifra que marca la diferencia

60-fps

Para algunos aficionados que nuevas máquinas mucho mas potentes que las anteriores solo puedan ejecutar los nuevos juegos a 30 frames por segundo es toda una decepción y motivo de crítica. Para estos jugadores los 60 fps deberían ser un estándar en la industria y no la excepción; para otro sector de la afición en realidad este es solo un detalle que no afecta a la jugabilidad, y acusan a los primeros de ser demasiado exigentes o peor, de ser fanáticos.

¿Realmente supone una diferencia jugar a 30 fps o a 60 fps? La solución al dilema lo tenemos en el PC, por supuesto, donde es fácil poner un tope de frames por segundo. Una página web ha nacido para recopilar ejemplos de la diferencia entre ambas frecuencias, mostrando dos vídeos con el mismo juego y la misma escena.

60-fps-2

De esta manera es fácil cerrar el debate. Es evidente que a 60 fps por segundo los juegos van mucho mas fluidos y pueden influir de manera grata en la jugabilidad; es cierto que es posible jugar a 30 fps, pero una vez que probamos un juego a 60 fps no podremos volver atrás.

Fuente | 30fps vs 60fps