Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Hace poco os comentamos los recientemente descubiertos beneficios del aceite de cannabis para tratar la fibromialgia. En el momento de la publicación en redes sociales de dicho artículo, uno de los lectores nos habló sobre el beneficio de otras métodos para tratar esta desconocida enfermedad (no por ser poco conocida por los médicos, cuidado, sino porque realmente aún no se tiene claro porque se produce, como tratarla, o como poder curarla). Uno de los métodos que esgrimió este lector fue el Tai-Chi, un arte marcial chino que, al igual que otras técnicas milenarias orientales, aún ha sido poco estudiada por la ciencia occidental. Sin embargo, ya existe algún que otro estudio, y parece que los beneficios existen de verdad.

Los beneficios del Tai Chi, bajo la lupa de la ciencia

beneficios_tai-chi

Al menos así lo afirma un reciente estudio a cargo del Dr. Shinn-Zong Lin y sus colegas del Hospital Médico Universitario de China, en Taiwan, según el cual el Tai-Chi tendría la capacidad de retrasar el envejecimiento humano gracias al aumento de la cantidad de células con moléculas CD34 (un tipo de célula madre) en nuestro organismo.

Para llegar a tal conclusión, se realizó un estudio de un año de duración comparando el rejuvenecimiento o los efectos anti-envejecimiento en tres grupos de voluntarios menores de 25 años que realizaban Tai Chi, caminaban a paso ligero, o no hacían ningún ejercicio en absoluto.

“Usamos voluntarios jóvenes por su mejor habilidad para la renovación celular que la población más envejecida, a parte de poder evitar también la presencia de enfermedades crónicas o la toma de medicamentos como factores de confusión”

Según los autores, el Tai-Chi se confirmaría como beneficioso para pacientes con insuficiencia renal leve o moderada, enfermedad de Parkinson y sí, también para la fibromialgia, según dos estudios publicamos en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine. Además, tendría beneficios para el equilibrio corporal, la presión arterial y la reducción del estrés. Esto se debería al aumento significativo de células con moléculas CD34 en los individuos que practicaban Tai Chi respecto a los otros dos grupos del estudio.

Por su parte, en un anterior estudio realizado en 2012 por la Universidad del Sur de florida y la Universidad Fudan de Shanghai, el Tai-Chi también tendría beneficios para nuestra memoria, pues se detectó que los individuos chinos de edad avanzada que practicaban este arte marcial tres veces por semana durante ocho meses se desempeñaban mejor en pruebas de memoria respecto al grupo control que no llevaba a cabo tal actividad.

Finalmente, cabe destacar que todos los estudios anteriormente mencionados constaban de una muestra poblacional reducida de pacientes, donde la más grande no superaba los 200 participantes. Es una muestra relativamente pequeña, obviamente, pero todos los estudios han sido realizados correctamente, con sus evidentes limitaciones, y aún así cabe tenerlos en cuenta. Este método terapéutico, al igual que otros como la acupuntura que comentamos en su día, se han tratado como pseudociencia por la falta de rigurosos estudios al respecto. En este caso los estudios existen, y hay que respetarlos. Aunque, personalmente, yo siempre he sido de los más escépticos al respecto, hay que saber ver la realidad.

Vía | Cell Transplantation.