Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Siempre que se habla del uso de energías alternativas para nuestros vehículos es posible decir lo mismo: “Vale, el coche no genera emisiones, pero ¿y el método para generar esa energía?”. En el caso de los coches eléctricos, sus baterías hay que recargarlas, con electricidad que suele provenir de fuentes no renovables; en caso de los motores de hidrógeno es incluso peor, ya que para conseguir este elemento es necesario antes separarlo del oxígeno, en un costoso proceso energéticamente hablando. Al final llegamos al mismo problema, no parece ser posible hacer mover nuestro coche sin antes gastar una gran cantidad de energía; un grupo de investigadores de la Universidad de Standford dice “no”, con la presentación de un nuevo dispositivo para obtener hidrógeno del agua usando una simple pila AAA, enviando el voltaje a través de dos electrodos.

No es energía gratis, pero casi

Este tipo de aparatos se llaman “splitter”, o separadores de agua, y son conocidos y usados en la ciencia y la industria, pero para conseguir que funcionen con un voltaje tan bajo es necesario pagar una alta cifra, por culpa de componentes de metales como el platino o iridio; el estudio consiguió un dispositivo que funcionaba con el voltaje generado con una simple pila, pero con electrodos basados en níquel y  hierro, relativamente baratos. Este estudio se inició cuando una investigación anterior desveló el potencial del níquel como catalizador capaz de sustituir al platino; esto fue una “completa sorpresa” para el equipo que vio de esta manera una luz al final del túnel después de décadas buscando electrocatalizadores de bajo coste, duraderos, y que permitan una alta actividad.

Es en el segundo punto, el de la duración, donde pretenden mejorar a continuación. El dispositivo actual dura unos días por el decaimiento de los electrodos, cuando lo óptimo es que durasen semanas o meses para reducir los costes de mantenimiento; esto es posible en teoría según los resultados obtenidos pero queda demostrarlo. La posibilidad de obtener hidrógeno de manera tan barata podría provocar una bajada de precios notable de este combustible lo que lo colocaría como un candidato potencial a sustituir al petróleo, pero tal vez mas importante, permitiría obtener esa energía con un coste para el entorno mucho menor.

Fuente | Standford News