Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

En todas las facetas de la vida hay “verdades” que damos por ciertas aunque no lo sean. Muchas veces no son cosas que nos afecten especialmente, pero nunca está de más estar bien informado, así que aprovechando el frío invernal que hace estos días vamos a aclarar algunos conceptos y mitos sobre el invierno y el frío.

1. Después de nevar sube la temperatura

Este mito es cierto. Por extraño que parezca, después de nevar la temperatura ambiente sube algunos grados. Esto se debe a que el hielo es un estado de menor energía interna que el vapor o el agua líquida. Cuando la nieve se congela, esa diferencia de energía pasa al ambiente en forma de calor, que eleva la temperatura.

2. La sensación térmica es diferente para cada persona

sensacion termica

Aquí nos topamos con un problema de definiciones. La sensación térmica no es lo mismo que “cuánto frío tengo“. La sensación térmica es un término científico perfectametne definido para todas las personas y nos informa de cuánto calor pierde nuestro cuerpo por segundo.

El hecho de que se de en grados es porque se establece una equivalencia con la temperatura que nos “robaría” el mismo calor en condiciones calmadas. Así pues, cuanto más viento o humedad hace, menor será la sensación térmica para todos. Lo que no quita para que haya gente que con una sensación térmica de 15ºC necesiten abrigo y bufanda mientras otros a 5ºC estén bien con una chaquetilla.

3. Solo nieva a menos de 0ºC

En este caso nos encontramos con un mito que técnicamente es correcto, pero no como lo entendemos. Para que nieve, el agua debe congelarse, y esto ocurre por debajo de 0ºC. Sin embargo el proceso no es instantáneo y puede darse el caso de que estando a 5ºC nos nieve simplemente porque en las capas de aire sobre nosotros sí hay una temperatura negativa.

Con la nieve este efecto no es especiamente significativo ya que la nieve es principalmente vapor de agua congelado; sin embargo con el granizo es más que común. Esto se debe a que el granizo cae de las nuebes ya que son gotas de agua congeladas a gran velocidad, que pueden llegar a caer en zonas con más de 10ºC a nivel del suelo.

4. En invierno hace frío porque estamos más lejos del Sol

earth

Esta es una de esas frases que asumimos como cierta, sin reflexionar sobre ella; y es falsa. La diferencia entre el punto más cercano y el más lejano entre la Tierra y el Sol son unos 5  millones de kilómetros, que aunque parezca mucho, es 0.03 la distancia media entre ambos. Esto representa un cambio de menos de 3ºC por lo que no es el factor más importante.

En realidad, lo que produce el frío en invierno es la inclinación de la Tierra con respecto al Sol, que hace los rayos no incidan directamenet y por tanto calienten menos. De hecho, en el hemisferio sur, el verano coincide con el punto más alejado del Sol y el invierno con el más cercano.

5. En las noches despejadas hace más frío

invierno

En general asociamos las noches más frías con falta de nubes, y lo cierto es que existe tal relación. Por ejemplo cuando llueve, el agua suaviza las temperaturas y nos deja un ambiente algo más templado. Pero incluso cuando no llueve, las nubes ayudan a crear una especie de “colchón caliente”.

Esto es lo que conocemos como efecto invernadero, que no es algo intrínsecamente malo (de hecho gracias a él podemos vivir en la Tierra). Por la noche, la Tierra radia calor en forma de luz infrarroja débil, pese a que esta es débil las nubes son capaces de reflejar parte de esta luz y mantener la capa de aire entre ellas y la Tierra más caliente que de normal.