Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

A pesar de no estar en enero seguro que muchos de vosotros todavía arrastráis los propósitos de año nuevo. Como cada año, suele costar encontrar la motivación. El artículo de hoy sin duda puede ser muy motivador para los hombres que busquen una excusa mejor (o nueva) para hacer ejercicio. Y bueno para las mujeres… En al gym podréis encontraros con candidatos más eficaces parece ser.

Es bien sabido que el ejercicio físico mejora la salud cardiovascular, el estado de ánimo, la apariencia física, etc… Pero pocos estudios se han hecho que lo relacionen directamente con la función sexual (la erección) y teniendo en cuenta sujetos de origen racial variado. Y no es para descartarlo como información irrelevante ya que el 60% de los hombres mayores de 65 años presentan disfunción eréctil.

El estudio:

Este estudio fue llevado a cabo por Ross M. Simon y Lauren Howard entre otros y publicado en el Journal of Sexual Medicine. El estudio contó con 300 sujetos del Durham Veterans Affairs Medical Center (provenientes de un estudio previo en el que eran el grupo control para la investigación de los factores de riesgo del cáncer de próstata). Estos sujetos autoevaluaron la intensidad y frecuencia con la que realizaban ejercicio físico (sedentarios <3 MET), ligeramente activos (3-8’9 MET), moderadamente activos (9-17’9 MET), altamente activos >18 MET)) y también la frecuencia sexual, rendimiento y satisfacción, incluyendo la facilidad para el orgasmo, la duración y calidad de la erección, etc…

Los METS son equivalentes metabólicos que reflejan tanto la intensidad como la duración del ejercicio.

La edad media de los sujetos era de 62 años y un 32% eran afroamericanos. Un 39% presentaban diabetes tipo 2 y un 36% enfermedad arterial coronaria.

Noticia-77001-disfuncion-erectil

Las conclusiones:

Independientemente de la raza, los hombres que realizan ejercicio físico tienen una mejor función eréctil y sexual, tienen más y mejores erecciones. Este efecto se comprueba también en personas obesas si realizan ejercicio.

Los resultados mostraron que aquellos sujetos que realizaban ejercicio físico por encima de los 18 METS a la semana presentaban un mejor rendimiento sexual.

18 METS para el que le interese proponérselo es el equivalente a unas 2 horas de ejercicio agotador (como correr o nadar), 3’5 horas de ejercicio moderado o 6 horas de ejercicio ligero a la semana, aunque los autores del estudio afirman que el tipo de ejercicio se debe elegir según cada persona ya que no hay una regla que se pueda aplicar de forma general para saber cuál de los tipos de ejercicio antes mencionado es mejor para cada uno.  Niveles inferiores a esos de ejercicio no parecían tener ninguna relación con la actividad sexual.

Vamos que lo de hacer ejercicio físico mejora la función sexual más allá de la simple mejora del estado físico o el aumento de la fuerza.

Ya sabíamos todas que el que hace ejercicio tiene más resistencia (o aguante) y puede hacer más cosas (o posturas) pues está más en forma, eso es lógico, pues ahora además debemos añadirle el beneficio de potenciar las erecciones, el orgasmo y el deseo.

Cabe mencionar que la edad es sesgada y la población también, además muchos de ellos presentaban otro tipo de enfermedades que pueden haber sido mejoradas por el ejercicio y por lo tanto incidir en los resultados, pero aun así es un dato interesante. Estaría bien repetir el estudio en gente joven.

Fuente: EurekAlert, Wiley Online Library, Healio.

Imagen: Flickr.