Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La primera hamburguesa de laboratorio ya es tan barata que podrías comprarla

La primera hamburguesa de laboratorio ya es tan barata que podrías comprarla

La primera hamburguesa de laboratorio ya ha superado uno de los desafíos para llegar a la producción, su precio.

¿Te comerías una hamburguesa de laboratorio si tuvieses la oportunidad? Es para pensárselo, y rápido, porque su coste de fabricación cada vez es menor.

Hace un par de años unos científicos de la Universidad de Maastricht en Países Bajos anunciaron a bombo y platillo la creación de la primera hamburguesa de laboratorio, creada a partir de células madre de vacas.

Aparte de llamar mucho la atención, es un proyecto que sirvió para avivar el debate sobre la comida creada en laboratorio, que para algunos es un acto no natural que deberíamos evitar y para otros es una oportunidad de eliminar el hambre en el mundo.

Pese a todo, es un debate que no tiene fin porque en realidad la hamburguesa tenía un coste desorbitado, más de 250.000 dólares; los propios investigadores no esperaban ver mejoras en el precio hasta dentro de diez o incluso veinte años.

Esta hamburguesa de laboratorio será lo que comas en el futuro

hamburguesa de laboratorio

Pero una reciente entrevista al jefe del proyecto, el Doctor Mark Post, ha revelado que esta hamburguesa de laboratorio podría llegar a nuestros platos mucho más pronto; en particular, ha declarado que si ahora se iniciase una producción a gran escala el precio de un kilogramo de esta carne sería de 65 dólares (61 €), unos 9.10 dólares (8.60 €) por una hamburguesa de 140 gramos.

Vale, no son los precios de una cadena de comida rápida, pero ya son lo suficientemente baratos como para que una persona normal los pudiese comprar; por supuesto antes de que podamos realmente comprar carne de laboratorio hay muchos desafíos que solventar, varios de ellos legales, pero también de sabor.

Lo importante es que es una bajada de precio muy pronunciada en muy poco tiempo, lo que hace más atractivo un proyecto que ya lo era; con la posibilidad de obtener 10.000 kg de carne de una pequeña pieza de músculo de vaca, y necesitando sólo un 1% de la tierra y un 4% del agua que necesita el ganado.