Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Elaborar una lista de razones para practicar sexo probablemente no es necesario, pues cada uno tendrá una lista (y no corta precisamente), pero, ¿y si tenemos en cuenta las razones saludables para practicar sexo? Dejando de lado que, evidentemente, buscamos el sexo como forma de placer físico, sus beneficios a nivel de salud no son pocos, y por ello no deben ser ignorados. Por ello, hoy comentaremos 9 de estas razones saludables.

1. El sexo potencia tu sistema inmune

Sí, el sexo no sólo da placer, sino que una de las razones saludables para practicar sexo es defendernos de alguna que otra enfermedad, tales como el resfriado común, ya que según un reciente estudio de la Universidad de Wilkes, en Pennsylvania, practicar sexo al menos un par de veces por semana eleva los niveles de inmunoglubulina IgA.

2. El sexo disminuye la presión arterial y el riesgo de infarto

Por su parte, la presión arterial, relacionada con enfermedades cardíacas, enfermedades renales y siendo el principal factor de riesgo para sufrir un accidente cerebrovascular o ictus, parece disminuir y mantenerse mejor controlada si se practica sexo al menos dos veces a la semana, como bien concluye un estudio publicado en Biological Psychology. Además, otro estudio publicado en la American Journal of Cardiology también afirmó que practicar sexo dos veces a la semana reduce un 50% el riesgo de infarto en los hombres.

3. El sexo quema calorías (pero no te ayudará a adelgazar)

La cultura popular siempre lleva consigo la frase “practicar sexo quema calorías“. Sí, es cierto que quema calorías, es una actividad física lo miremos por donde lo miremos. Sin embargo, practicar sexo no nos hará adelgazar (si es eso lo que buscamos). En una hora de sexo, incluyendo el orgasmo, se pueden llegar a quemar alrededor de 200 kcal; pero si comparamos con otros ejercicios físicos, más dados a la búsqueda de pérdida de peso, el spinning por ejemplo llega a hacernos quemar unas 600 kcal por hora de ejercicio. Por lo que sí, practicar sexo es una forma de ejercicio divertida y placentera, pero como método de adelgazamiento dejaría un poco que desear.

4. El sexo alivia el estrés

Aunque esto lo sabemos por sentido común y experiencia propia, la ciencia lo corrobora. Según un estudio del profesor de psicología Stuart Brody, de la Universidad del Oeste de Escocia, aquellos individuos que practican sexo al menos dos veces a la semana sufrían menos estrés, y tenían una mayor facilidad para manejar situaciones estresantes, como hablar en público.

5. El sexo, un anti-edad natural

Obsesionados con las cremas anti-envejecimiento, o con encontrar el “elixir de la eterna juventud“, y resulta que un estudio del Hospital Real de Edimburgo, en Escocia, lo ha encontrado… en el sexo. Según dicha investigación, aquellos individuos que practican sexo con mayor frecuencia parecían tener entre siete y doce años menos, y esto se debería a la liberación de hormonas (como los estrógenos), que nos ayudan a mantener una apariencia, sobre todo a nivel de la piel, de mayor juventud.

6. El sexo ayuda a dormir

Aunque en primera instancia podríamos echar la culpa a la “actividad física” llevada a cabo durante el acto sexual, la realidad es que el sueño no se debe a esto, sino a las endorfinas liberadas tras dicha actividad, que provocan que nos relajemos y nos preparemos para el sueño. Así que si vuestra pareja parece adormecerse tras acabar, no le echéis la culpa al “aburrimiento” o “monotonía” (o la excusa que se os ocurra), pues la culpa es de las endorfinas.

7. El sexo disminuye el dolor

Enlazando con el punto anterior, la liberación de hormonas y neurotransmisores, como las endorfinas o la adrenalina, provoca una analgesia natural de todo el cuerpo, por lo que practicar sexo con frecuencia mantendrá estas sustancias en sangre en mayor cantidad y durante más tiempo.

8. El sexo disminuye el cáncer de prostata

En este caso, el beneficio es exclusivamente en hombres, pues según un estudio del Journal of the American Medical Association, los hombres que eyaculan al menos 21 veces al mes tienen menos probabilidades de sufrir cáncer de próstata.

Según el estudio no haría falta practicar sexo en sí, sino eyacular sin más, aunque es mejor en compañía, ¿no?

9. El sexo alivia el dolor menstrual en las mujeres

Finalmente, aunque con bastante probabilidad este beneficio también era conocido, la ciencia también ha tenido estudios para confirmarlo. Según el trabajo de Cindy M. Meston, directora del Laboratorio de Psicofisiologia Sexual de la Universidad de Texas (Austin), durante el orgasmo la mujer contrae el útero, a la par que libera compuestos que aliviarían los calambres propios de la menstruación. Eso sí, Meston dice que este beneficio se daría si el sexo se practica justo durante el período de la menstruación, cosa que no debe parecer demasiado atractiva para muchos.