Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los nuevos avances y las nuevas tecnologías y estudios han hecho que podamos evolucionar en muchísimos aspectos de nuestra vida, en sexología, por supuesto, también. Como bien sabemos, años atrás la sexualidad se entendía únicamente como la forma de procrear, es decir, para tener hijos. Conceptos como el placer, la comunicación y la intimidad estaban en un segundo plano, ni se contemplaban.

Pero con la aparición del preservativo y de otros métodos anticonceptivos, la sexualidad se concibió de una forma muy diferente. Hubo una liberación, sobre todo de la mujer, de poder disfrutar libremente de la sexualidad sin preocuparse por quedarse embarazada.

Actualmente podemos acceder a diversos métodos anticonceptivos, cada mujer puede encontrar el que mejor se adapte a sus necesidades o comodidades, su estilo de vida y sus relaciones sexuales, previamente acudiendo a un especialista que le aconseje y asesore sobre su funcionamiento y sus características, en base a su edad, nivel hormonal, si ha tenido o no hijos, si tiene algún problema, etc. Pero, ¿Qué métodos anticonceptivos existen?, ¿Cómo funcionan?, ¿Qué fiabilidad tienen?

Métodos de Barrera

El Preservativo (masculino y femenino)

condon_femenino

El uso del preservativo, condón o profiláctico, empezó a extenderse en el 1880. Algunas características que debemos conocer de este método son:

– Es un método anticonceptivo, pero también de barrera, es decir, protege de la transmisión de infecciones de transmisión sexual (ITS).
– Existen los preservativos masculinos (se colocan en el pene) y femeninos (se introducen en la vagina).
– Habitualmente están hechos de látex pero también pueden ser de poliuretano, pensados para personas que son alérgicas al látex. De hecho los femeninos están hechos de este material.
– Pueden adquirirse en diversos lugares como farmacias, supermercados, máquinas expendedoras, centros de salud, centros de asesoramiento sexual, asociaciones, etc. y rondan los 8-10€ la caja de 12 unidades los masculinos. Los femeninos 1.50€ aproximadamente la unidad.
– Su efectividad es del 97-98% si se utiliza de forma adecuada.
– Existen preservativos de diferentes tamaños (estándar, XL,…), de sabores (fresa, chocolate, limón, …), de colores (rosa, verde, azul, …), e incluso fluorescentes en el caso de los masculinos, los femeninos son de tamaño y color estándar.
– Es importante hacer un buen uso y saber colocarlo correctamente: mirar primero la fecha de caducidad, se aconseja abrirlo con la yema de los dedos, procurar que no haya roces con uñas ni objetos, se debe colocar con ambas manos para que no quede aire en la punta y que quede este espacio para el semen, se debe colocar hasta la base y a la hora de retirar tras la eyaculación, se aconseja hacerle un nudo. También podemos comprobar que no esté pinchado si lo llenamos de agua después de eyacular o comprobar que antes de abrirlo el envase contenga aire.
– En el caso del femenino: también debemos mirar la fecha de caducidad, introducimos el preservativo por el aro que queda en la parte inferior con ayuda de los dedos hasta el final de la vagina, quedando por fuera el aro externo más grande. Al finalizar, si ha habido eyaculación, se aconseja girar el aro externo como forma de cierre antes de extraerlo de la vagina para que no se derrame. No se deben utilizar dos preservativos (femenino y masculino) a la vez.

El preservativo es el único método de barrera que nos protege de Infecciones de Transmisión Sexual, además de poder disfrutar de nuestra sexualidad de forma segura y de prevenir embarazos no deseados.

Existen otros métodos de barrera como el diafragma, la esponja vaginal o los espermicidas. No le damos mucha importancia pues se ha descubierto que su efectividad es baja (84%, 85% y 75% respectivamente) y actualmente están en desuso.

Métodos hormonales

Píldora anticonceptiva

pildora_anticonceptiva

La píldora es un método hormonal que se consume por vía oral diariamente, está compuesta por estrógenos y progesterona, habitualmente, aunque su dosis y su composición pueden variar. Lo que debemos tener en cuenta de este método:

– La píldora anticonceptiva es un método que previene de embarazos, pero no de ITS.
– Se debe tomar cada día a la misma hora aproximadamente, durante 3 semanas. Durante la cuarta semana descansamos y es cuando viene la menstruación. Durante la semana de descanso también estamos protegidas frente al embarazo. Algunos blísters contienen 4 semanas de toma (la última son placebos) para no perder el hábito de tomarlas todos los días.
– No deben pasar más de 12h de la hora de la toma habitual, si así fuera, se aconseja utilizar preservativo algunos días, ya que su efectividad puede disminuir.
– Las hormonas de estas píldoras lo que hacen es evitar la ovulación de la mujer (si no hay óvulo no puede haber fecundación aunque los espermatozoides entren), haciendo que el embarazo no sea posible.
– Tiene una efectividad del 99%.
– Tiene un coste de entre 3 y 18€ aproximadamente, dependiendo de la marca y de si lo cubre la SS o no.
– Su efectividad disminuye en caso de vómitos y diarrea, y con la toma de algunos medicamentos.
– No es aconsejable tomar la píldora si se tienen algunos problemas de salud como diabetes, migraña, enfermedades hepáticas, se ha tenido algún tipo de cáncer, problemas de coagulación, ser fumadora y mayor de 35 años, entre otros.
-Si aparecen efectos secundarios y éstos no disminuyen con el tiempo, se aconseja consultar con un especialista para poder barajar la opción de cambiar de método anticonceptivo.

Actualmente también existen las píldoras anticonceptivas sin estrógenos que son adecuadas para mujeres fumadoras mayores de 35 años y con problemas de migrañas, así como compatibles con el periodo de lactancia.

Anillo Anticonceptivo

anillo_anticonceptivo

Es un método hormonal que se introduce en la vagina de forma mensual. Al igual que la píldora, está compuesto por hormonas (estrógenos y progesterona). Lo que debemos tener en cuenta de este método:

– El anillo es un método anticonceptivo que previene de embarazos, pero no de ITS.
Se coloca directamente en la vagina una vez al mes, durante 3 semanas, a la cuarta semana se hace el descanso, es cuando viene la menstruación. Durante esta semana de descanso también estamos protegidas frente el embarazo.
– Si se sale el anillo de la vagina o tras una relación sexual, se aconseja lavarlo y volverlo a introducir en la vagina en máximo 3 horas. Si pasan más de 3 horas desde que se sale hasta que lo volvemos a introducir, se aconseja utilizar preservativo durante los días siguientes, ya que su efectividad puede disminuir.
– Éste segrega las hormonas que hacen que la mujer no ovule, y por tanto no pueda quedarse embarazada.
– Tiene un 99% de efectividad.
– Tiene un coste de entre 12 y 16€ aproximadamente.
– Su eficacia puede disminuir con la toma de algunos antibióticos y/o medicamentos.
– Se deben tener en cuenta sus normas de uso y mantenimiento: mirar que no esté caducado, lavarse bien las manos antes de introducirlo en la vagina, unir el anillo con los dedos para que adopte una forma fácil para que pueda entrar y empujar de forma cuidadosa dentro de la vagina. No es necesario retirarlo para mantener relaciones sexuales.

Parche anticonceptivo

parche_antinconceptivo

El parche es otro método anticonceptivo hormonal de uso semanal que también segrega hormonas por vía cutánea. Algunas cosas a tener en cuenta de este método son:

– Previene de embarazos pero no protege frente a las ITS.
Se coloca en la piel limpia y seca, se aconseja que sea en la cara exterior superior del brazo, las nalgas, el abdomen o la parte superior de la espalda.
– Se coloca una vez a la semana durante 3 semanas, la cuarta semana es la de descanso, cuando viene la menstruación. Durante ésta también estamos protegidas del embarazo.
– Se deben colocar los parches en una zona diferente cada vez para evitar irritaciones en la zona.
– Durante los primeros 7 días de utilizarlo por primera vez se aconseja utilizar preservativo hasta que empiece a hacer efecto.
– En caso de que el parche se despegue se debe intentar pegar otra vez, si no fuera posible se debe poner un parche nuevo antes de las 24 horas. Si han pasado más de 24 horas, se aconseja utilizar preservativo porque su efectividad puede disminuir.
– Las hormonas que segregan estos parches evitan que la mujer ovule, por tanto el embarazo no es posible aunque entren espermatozoides en el útero.
– Tiene una efectividad del 99%.
– Una caja de 3 parches tiene un coste aproximado de 16€.

Cuando decimos que la efectividad del anticonceptivo disminuye, hace referencia a que existe una interrupción de las hormonas que se administran a nuestro cuerpo y por tanto dejan de hacer el mismo efecto. Puede que nuestros ovarios reciban la señal de empezar a producir óvulos, por tanto, puede haber riesgo de fecundación.

Existen otros métodos anticonceptivos que veremos en la próxima entrada sobre sexualidad, ¡no os la perdáis!