Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Europa crea dos tipos de Internet y dice NO a la neutralidad de la red

Europa crea dos tipos de Internet y dice NO a la neutralidad de la red

La neutralidad de la red en Europa está cada vez más lejana después de que los organismos europeos hayan decidido la creación de dos tipos de Internet.

Que no te engañen, la neutralidad de la red en Europa que la Unión Europea ha acordado hoy no se parece mucho a la que conocemos.

Parece que desde la Unión Europea es imposible dar una buena noticia sin dar otra mala al mismo tiempo, como si quisiera endulzar el golpe. Hace pocas horas hablábamos de como el fin del roaming llegará en 2017, pero eso no es lo único que se ha decidido hoy.

La otra gran decisión estaba relacionada con la neutralidad de la red, y lamentablemente después de la negociación entre el Parlamento, la Comisión y el Consejo europeo, podemos decir que las reglas que regirán Internet dejan mucho que desear.

Dos tipos de Internet que dicen adiós a la neutralidad de la red en Europa

neutralidad de la red en Europa

En particular el punto de mayor polémica es la aceptación de las vías rápidas dentro de Internet, es decir, que estará permitido que las empresas paguen a las operadoras para conseguir un servicio de mejor calidad.

Pero al mismo tiempo, en el texto se especifica que no puede perjudicarse a una web o servicio por encima de otro, y la Comisión europea se ha congratulado a si misma por este “logro”. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿cómo han implementado las vías rápidas?

Pues creando dos tipos de Internet. Por un lado tenemos el “Internet abierto”, u “Open Internet”, en el que estará prohibido bloquear o reducir la velocidad de las conexiones. Este Internet será el ofrecido a todos los europeos, y todas las operadoras tendrán garantizar que todo el tráfico será tratado igual.

neutralidad de la red

El segundo tipo de Internet será el “especializado”, y aquí esas reglas desaparecen. El texto publicado sólo dice que el tráfico especializado es el de “servicios innovadores”, y pone como ejemplos a servicios de televisión por Internet, telemedicina y videoconferencias en alta definición, pero no ha publicado una definición clara de qué se puede considerar innovador y qué no, abriendo la puerta a todo tipo de interpretaciones. Como dice Joe McNamee de European Digital Rights, el nuevo texto podría significar prácticamente cualquier cosa.

La UE se excusa en la creación de este tipo especializado en que estas reglas están pensadas para el futuro, para que al mismo tiempo que se ofrece un Internet abierto, las operadoras puedan proveer servicios con requerimientos mayores de calidad. Pero por mucho que el texto pinte estas reglas como “las más fuertes del mundo”, la verdad es que tal y como está, el texto permite a las operadoras cobrar a ciertos servicios para conseguir una mejor calidad en la conexión, dependiendo de si se consideran “innovadores” o no, algo que va en contra de la idea de la neutralidad de la red.

No sólo eso, sino que las reglas también permiten el llamado “zero-rating”, es decir, permite a las operadoras ofrecer conexiones gratuitas con ciertos servicios. Por ejemplo, operadoras que no cuentan el tráfico de una app de mensajería para el cómputo mensual; esto perjudica a los servicios que no llegan a acuerdos comerciales con las operadoras, pero la UE no lo ve problemático porque estas no bloquean a la competencia aunque la pongan en desventaja.

Por el momento este acuerdo es un texto provisional que puede cambiar con el paso del tiempo, y sólo podemos desear que así lo haga. Dividir Internet en dos es algo que ni siquiera han hecho en EEUU, y por buenas razones.