Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En Medciencia os hemos hablado más de una vez de factores que afectan al autocontrol: Comentamos los efectos de la alimentación sobre el mismo y también de las redes sociales. A su vez os comentamos los efectos negativos de dormir mal o poco sobre la salud: Aumenta el riesgo de infarto, de diabetes, altera la memoria e incluso puede producir un daño cerebral. Hoy vamos a combinar la información e investigar ambos factores (sueño y autocontrol) para estudiar su interacción, y esto es debido a un reciente estudio que afirma que dormir poco afecta negativamente al autocontrol.

El estudio

June J. Pilcher, Drew Morris, Janet Donnelly y Hayley B. Feigl de la Clemson University fueron los encargados de llevar a cabo este estudio, titulado “Interactions between Sleep Habits and Self-Control” publicado en la revista “Frontiers in Human Neuroscience”.

Dentro de las situaciones que generan o se consideran como situaciones en las que la persona sufre efectos negativos por estar privado de un sueño reparador se incluyen: Dormir a horas inconsistentes (sin rutina), dormir pocas horas y un patrón de sueño interrumpido o con múltiples despertares.

La conclusión general del estudio fue que un individuo privado de sueño está en mucho mayor riesgo de sucumbir a deseos impulsivos, presentar falta de atención y tomar decisiones bastante cuestionables. De esta manera la falta de sueño está afectando a la vida diaria de los individuos. El autocontrol es el que nos permite tomar decisiones sopesadas y razonables.

La falta de sueño puede afectar al rendimiento laboral, empeorando la efectividad de la persona dado que afecta a su toma de decisiones y su capacidad de autocontrol, y no solo eso ya que además se ha encontrado que la hostilidad aumenta en aquellos que duermen mal o poco, lo cual puede generar un cóctel bastante peligroso.

autocontrol

El mundo de hoy en día es cada vez más inestable, con empresarios que viajan constantemente a diferentes zonas horarias (con su jet-lag), con oficios en los cuales los turnos son rotatorios y frecuentemente nocturnos, con personas que trabajan prácticamente las 24h del día (incluso si el teléfono suena a media noche), otros son sujetos que por estrés no consiguen dormir y luego tenemos otro tipo de situaciones, los padres con niños pequeños que deben interrumpir su sueño para dar de comer al recién nacido cada ciertas horas o los que sufren una enfermedad cuyo dolor les impide dormir. Todos ellos sufrirán problemas de autocontrol y toma de decisiones y es algo que es importante saber.

Y es que la capacidad de autocontrol, igual que los hábitos de sueño, se puede entrenar. Es muy importante tener buenos hábitos de sueño y si se vive una situación que lo dificulta trabajar para mitigarlo en la medida de lo posible o sino, reforzar ese autocontrol a sabiendas de que se verá debilitado. Sí este es vuestro caso y queréis mejorar vuestros patrones de sueño os dirijo a un artículo que hicimos dedicado a ello: Algunas soluciones para el insomnio. Para el que tenga curiosidad aquí tenéis una explicación más detallada de los efectos del no dormir sobre la salud: ¿Qué ocurre en tu cerebro cuando no duermes?. Y para el que no pueda cambiar esos hábitos de sueño, solo nos queda decir que aquellos con mayor autocontrol son más felices, así que vale la pena entrenarlo.

Fuente: Frontiers of Human neuroscience, EurekAlert.